5 virtudes de las Caps Protect

5 virtudes de las Caps Protect

Digo 5, porque es un número que me gusta, pero realmente podría nombrar 8, 15 o más. Y estoy segura que cuanto más investigue sobre ellas, más me alucinarán.

Que pienso yo que no debemos empezar la casa por el tejado, que lo suyo es construir y cuidar unos buenos cimientos. Y estos en nuestra vida y nuestra salud son una alimentación que vaya acorde con tus genes, movimiento habitual, uso de la fuerza en tu día a día, menta en calma, descanso profundo. Y ya cuando todo esto está bien, si aún así hay goteras, entonces sí, vayamos a ver qué pasa en el tejado.

Bueno amiga, que a veces poniendo ejemplos y metáforas me voy por los cerros de Úbeda… Pero a lo que me refiero es que cuando te cuidas tanto como yo (como cualquier persona a la que ponemos la etiqueta de «sana») y a tus cuarentaytantos aparecen cosillas que no te dejan disfrutar de una salud plena, toca buscar soluciones.

Pero de las buenas. Y las caps Protect son una de esas soluciones que flipas. Porque estamos tan cansadas de gastarnos pasta (poca o mucha) en suplementos y remedios que no sirven para nada, que cuando topas con unas cápsulas tan mágicas, flipas pepinillos.

Fíjate que esto es lo que debería de pasar siempre, ¿no? Compras un remedio, y tendríamos que notar resultados. Bueno, pues las Protect se notan… ¡vaya que si se notan!

Te presento las Caps Protect

Esta maravilla de suplemento viene presentado en una cajita metálica redonda, con 90 cápsulas.

Cada cápsula contiene:

extracto de naranjas sanguinas (Citrus sinensis), extracto de té verde (Camellia sinensis), astaxantina (extracto de algas Haematococcus pluvialis), extracto de bayas de maqui (Aristotelia chilensis), extracto de tagetes (Tagetes erecta), bisglicinato de zinc, bisglicinato de cobre y L-Tirosina todos ellos de máxima calidad. E insisto en lo de «máxima calidad» porque Ringana trabaja con alta tecnología y produce todos sus productos con unas formulaciones a base de principios activos espectaculares.

beyond omega

Beneficios de tomar Protect

Pues ya te he dicho que pueden ser muchos, y si te fijas en los ingredientes, seguro que nos quedamos cortas: zinc, cobre, astaxantina… Las caps Protect son el suplemento de más poder antioxidante que conozco. ¿En qué puede beneficiarnos, pues? Como en el título te he puesto «5 virtudes de las caps Protect», pues vamos a por esas 5:

1- Protección contra el estrés oxidativo. Por hache o por be, nuestras células se oxidan y producen daños a diferentes funciones de nuestro cuerpo. Las Protect lo evitan increíblemente bien.

2- Protección contra el envejecimiento digital. Porque esa luz azul que nos acompaña todo el día en las pantallas de móvil, TV, ordenador… enferma tu piel y tus ojos. Lo mejor que te puede pasar con esa luz azul es que te salgan manchas y envejezcas prematuramente. De nuevo, las Protect lo evitan.

3- Mejora la agudeza visual. Que aunque seas de las personas afortunadas que presumen de buena vista, con la edad, eso irá pasando… y tarde o temprano irás perdiendo vista. ¿Te suena la luteína o la zeaxantina? Son nutrientes imprescindibles para la salud ocular, y cómo no, están presentes en las caps Protect.

4- Formación de melanina y pigmentación óptima de la piel. Alucino con el bronceado uniforme, perfecto y sin manchas que consigo cada verano desde que me tomo mis Protect. Son un auténtico escudo protector que actúa desde dentro. Si buscas mejorar tu bronceado con algún suplemento, sin duda las caps Protect son el mejor que te puedas tomar.

5- Protección de ojos y anti ojos secos. Este lo he dejado para el último porque es mi preferido. Hace un par de años sufrí de ojos secos, horrible, lo que me provocaba blefartitis y unas infecciones oculares que daban miedo. Ningún oftalmólogo me supo aconsejar para prevenir o qué podía hacer yo para mejorar mi situación a parte de echarme gotas todo el día. Aparecieron las Protect en mi vida, junto a las Beyond Omega, y nunca más he tenido una blefartitis. Que poco se habla de los ojos secos, pero cuántos problemas que dan…

Indicaciones de las caps Protect

Pues teniendo en cuenta que la contaminación, el estrés, las pantallas, en fin, que nuestra vida hoy en día tiene tanta carga oxidativa, yo personalmente lo recomendaría a todo el mundo, pero en especial a personas que ya sufren o tienen predisposición a sufrir las siguientes patologías:

– Enfermedad de ojos secos

– Psoriasis

– Manchas solares

– Enfermedades autoinmunes dérmicas

– Eczemas

También lo recomiendo, como potentísimo antioxidante, a todas las personas que trabajan al sol (agricultores) o delante del ordenador.

Mi experiencia con las caps Protect

Como te conté en el artículo que dediqué a las Beyond Omega, la psoriasis me acompaña desde mis 18 años, y la llevo bien, la verdad, pero me la trabajo mucho: alimentación con muchos vegetales, grasas saludables (ahí entran los omega 3) y gestión del estrés con la práctica de la meditación y aceites esenciales.

Y desde 2017 los ojos secos me sorprendieron cuando salí de la intervención para corregir mi miopía. La operación bien, gracias… pero las secuelas… ojos secos (más información aquí). Si no los sufres o no conoces a alguien que los sufra quizá te parezcan una tontería pero son un horror. ¿Te imaginas qué podría ser despertarte por la mañana e intentar abrir los ojos y que estos no se te abrieran? Sí, de angustia máxima… Sobretodo la primera vez que me ocurrió.

Desde que las Protect entraron en mi vida, nunca más he tenido esa sequedad ocular extrema que me enfermaba los ojos. Ni tampoco ningún brote de psoriasis. 

Y estoy segurísma que si tienes tendencia a sufrir algunos de los síntomas o patologías que menciono en este artículo, las caps Protect te ayudarán muchísimo. 

Lo sé. Porque yo lo he vivido. 

En este botón de aquí abajo puedes ver toda la información detallada de las mismas (como su composición, que no he añadido a este artículo para no hacerlo eterno). Y si tienes dudas de si realmente son adecuadas para ti, pregúntame, que te acompaño 😉

Qué esperar de tu nutricionista

Qué esperar de tu nutricionista

Se busca nutricionista

Llega el buen tiempo, empiezas a lucir palmito, a recuperar la ropa del verano pasado y… ¡horror! necesitas urgentemente bajar de peso.

Esto es típico, ¿a que sí? Y es e primer error cuando buscas un nutricionista: en realidad estás buscando una solución a esa imagen que está en el espejo y no te gusta, o no cumple las expectativas.

Y además, como estamos acostumbrados a que todo es para ya, rápido, inmediato, que no hay tiempo que perder, en este caso buscas que la solución a esos quilos de más sea también rápida, para ya, que tienes planes (una boda, un día de playa, un planazo… quién sabe).

Fíjate que esa forma de solucionar las cosas requiere de una actitud pasiva, receptiva. Estás buscando que una dieta, una nutricionista (algo que viene de fuera) te solucione tu problema.

¿Lo pillas?

Toma las riendas

Si quieres de verdad sentirte a gusto con tu cuerpo, busca en tu nutricionista a alguien que te muestre el camino, que te acompañe, pero que no te ordene qué tienes que hacer, ni mucho menos te prohíba comida. Esto no va de «ordeno y mando», si no de descubrir juntas qué habitos de vida (alimentación, actividad física, sueño…) son coherentes con tu realidad y puedes sostenerlos en el tiempo fácilmente.

A menudo cuando estoy con amigos alguien suelta el chiste típico «como me vea mi nutri…» agarrando una cerveza, unas patatas bravas o esa comilona que le está esperando. Ja, ja. Como si yo no tuviera nada más que hacer que regañar a mis clientes… No gracias.

Lée bien: eres tú quien tiene que responsabilizarse, tomar las riendas, y tomártelo como un aprendizaje para mejorar tu versión.

De otra forma, eso será otra vez más la típica dieta que tarde o temprano vas a abandonar. Y ya sabes lo que pasa con las dietas que empezamos y acabamos… Que todas nos dejan unos quilos de más (sí claro, los recuperas todos y alguno de gratis) y la autoestima por los suelos.

Los 2 pilares de mi consulta

Yo quiero ayudarte, eso está claro ¿verdad?

Pues después de más de 16 años de experiencia en consulta, de aprender de los errores, de estudiar, de ver qué funciona y qué no, etc. los últimos 5 años siento orgullo de cómo se trabaja en mi consulta. Algo así como si hubiera encontrado mi fórmula. Aún así, no porque haya encontrado mi «consulta perfecta» la dejo ahí, sino que sigo en constante mejora y evolución.

1- Conocimiento:

Esto es algo primordial. ¡Madre mía si la ciencia de la nutrición cambia casi de un día para otro! Bueno, ahí exagero, pero vamos, que lo que yo estudié en la carrera hace ya casi 20 años está prácticamente todo obsoleto. Es necesaria y urgente una actualización en cursos, libros y artículos de  nutrición. Y también, porque la obesidad no es sólo fisiología y calorías sino muchísimos otros factores, es interesante que tu nutricionista sepa «de otras cosas», porque todo suma y todo está relacionado. (Un día te contaré a qué me refiero con «otras cosas»…).

2- Acompañamiento:

Esto fue de lo primero que aprendí: si el contacto con el cliente se limita al día de la sesión, y esta sesión tiene una frecuencia quincenal, ¡o mensual!, lo has perdido. Lo que pasa entre sesión y sesión es casi más importante que lo que se hable en las sesiones. Por ello en mi consulta hacemos sesiones vía Zoom, donde trabajamos con herramientas de coaching nutricional (son sesiones de trabajo, nada de pesar y dar una dieta) y mi cliente tiene acceso a una app que nos permite estar en contacto diario. Eso lo hace por la opción de chat directo conmigo, pero también porque todo lo que escriba en la app (lo que come, cuando entrena, etc.) lo veo al instante y lo puedo comentar. Y de igual forma, lo que yo le recomiendo, mi cliente lo ve ipso facto en su aplicación.

Pongo verdaderamente esfuerzos en mejorar estos dos pilares; mis conococimientos y la calidad de mi acompañamiento.

¿Vas a ponerte a dieta otra vez?

Por milésima vez:las dietas no funcionan.

Pero no funcionan por lo que te he explicado arriba de este artículo: porque la solución no tiene que venir del exterior, sino de ti.

Conmigo trabajaremos la creación y consolidación de hábitos saludables, la eliminación de aquellos hábitos que te hacen daño o que quieres fuera de tu vida, te ayudaré a marcarte objetivos, a alimentarte de forma acorde con las necesidades de tus genes, pero también de tus gustos, tu forma de cocinar, tu entorno… Te ayudaré a organizarte y a sacar todo tu potencial.

Vamos a crear jutnas esa fórmula perfecta, pero aún así flexible, para que estés y te sientas sana, hermosa y merecedora de una vida plena.

¿Estás lista? Puedes ver qué hay más en mi página de servicios, reservar una sesión gratuita conmigo para ver si conectamos o escribirme a contact@martamatocoach.com.

Un abrazo, preciosa 😉

5 virtudes de las Caps Protect

5 virtudes de las Caps Protect

Digo 5, porque es un número que me gusta, pero realmente podría nombrar 8, 15 o más. Y estoy segura que cuanto más investigue sobre ellas, más me alucinarán.

Que pienso yo que no debemos empezar la casa por el tejado, que lo suyo es construir y cuidar unos buenos cimientos. Y estos en nuestra vida y nuestra salud son una alimentación que vaya acorde con tus genes, movimiento habitual, uso de la fuerza en tu día a día, menta en calma, descanso profundo. Y ya cuando todo esto está bien, si aún así hay goteras, entonces sí, vayamos a ver qué pasa en el tejado.

leer más
La mejor receta de curry de garbanzos

La mejor receta de curry de garbanzos

Me chiflan los currys. De verduras, de gambas, de lentejas, de pollo… De lo que sea, esa combinación de especias, caldo y leche de coco y la base de vegetales, mmm… me la comería todo el año.

Y como «práctica» es mi segundo nombre, cuando descubrí lo súper fácil que es cocinarte un buen curry, oye, pues ya este pasó a ganarse el título de uno mis platos preferidos.

Hoy te presento un Curry de Garbanzos, vegano, rico en fibra y si acompañas de un ligero arroz basmati se convierte en un menú muy completo y delicioso. Lo preparas en 10 minutos y no te llevará más de veinte tenerlo cocinado listo para degustar.

leer más
Qué esperar de tu nutricionista

Qué esperar de tu nutricionista

Se busca nutricionista Llega el buen tiempo, empiezas a lucir palmito, a recuperar la ropa del verano pasado y... ¡horror! necesitas urgentemente bajar de peso. Esto es típico, ¿a que sí? Y es e primer error cuando buscas un nutricionista: en realidad estás buscando...

leer más
Receta fácil de frittata

Receta fácil de frittata

La frittata

Si hace tiempo que me conoces o me sigues por alguna red social sabrás de sobra que me chiflan los huevos. No sólo por su valor nutritivo (eso sí que es un superfood…y lo demás son tonterías), sino también por su versatibilidad.

En otras ocasiones te he explicado las propiedades del huevo o cómo puedes sacarle partido (aquí), y hoy quiero presentarte una auténtica exquisitez: la frittata.

En casa me dicen que es como nuestra tortilla. Vale. Pero no es. Es…frittata. Una deliciosa receta italiana de huevos y verduras.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 6 huevos 
  • 3 hojas de col rizada (kale) 
  • 1 cebolla 
  • 1 rodaja de rulo de queso de cabra (21 gr.)
  • 1 cucharada de mantequilla 
  • 1 cucharadita de ajo en polvo 
  • 50 gramos de jamón serrano o ibérico

Preparación:

Saltea a fuego medio la cebolla a medias lunas y las hojas de kale en una sartén con mantequilla (asegúrate que la sartén sea apta para el horno). Añade un chorrito de agua y tapa para que se cocine bien.

Cuando la verdura esté cocinada, añade a la sartén el jamón a daditos y el ajo en polvo. Deja que se dore unos minutos.

Retira del fuego y casca los huevos batidos, pimienta y sal, y el rulo de cabra desmenuzado. Mezcla bien y hornea unos 20 minutos o hasta que los huevos hayan cuajado.

Degusta…

Así mismo está deliciosa pero otro punto a favor de las frittatas es que puedes hacerlas de lo que sea. Esas verduras que se te están mustiando. Ese trocito de chorizo que no da ni para un bocadillo. 

Con espinacas y gambas, y un chorrito de leche de coco queda también espectacular.

¿Qué me dices? ¿Te apuntas a una frittata y me lo cuentas?

¿Qué pedir en un bar?

¿Qué pedir en un bar?

Esa es una pregunta que me suelen hacer bastante a menudo sobre todo cuando llega el buen tiempo. Y es que el verano es una época en que se presta más el quedar con amigos en una terracita de un bar…y tomar algo. Pero la pregunta del millón cuando intentas cuidar tu alimentación ante esta situación es «Marta, ¿qué puedo pedir en un bar?».

La respuesta no es sencilla.

¿Para qué quieres tomar algo?

Primero de todo tienes que preguntarte qué pasa si vas a tomar algo, y qué rol vas a representar. Es decir, con las personas que vas, ¿cómo te sientes? Es evidente, por ejemplo, que si yo voy con mi marido y mis hijos a tomar algo, no me importará pedir algo que me haga sentir «rara»; en cambio, si voy con compañeros de trabajo de mi marido, querré pasar desapercibida y no llamar mucho la atención.

Entonces, la pregunta es ¿cómo me siento con las personas con las que voy a tomar algo? Deberíamos de sentirnos siempre libres de tomar las decisiones que nosotras creamos. No me sirve «me pido una cerveza porque todos los otros se piden cerveza». Si te la tomas, que sea porque realmente te apetece.

Y siguiendo con el «para qué», ¿necesitas ir a tomar algo? Estoy segura que si en tu día a día te cuidas, comes suficiente sano y rico, descansas, te mueves, etc., una cerveza un día a la semana no va a hacer que rompas nada.

¿Con qué frecuencia vas a tomar algo? Una vez un chico que venía a mi consulta de pronto se estancó. No entendíamos qué estaba pasando hasta que le pedí un registro escrito para determinar si esos «extras» que hacíamos en nuestra dieta flexible tenían algo que ver. Obviamente, tenían que ver: su quedada del finde con los amigos empezaba nada menos que el jueves por la noche y terminaba el domingo. Por mucho que cuidáramos la alimentación entre semana, la mayor parte de su tiempo (casi cuatro días/semana) comía y bebía en exceso.

Algunas ideas:

Una vez has entendido que si sales y pides en un bar tienes todo el derecho a manifestar tus gustos y decisiones, no tengas vergüenza, pide por esa boquita. ¿Qué es lo peor que puede pasar? Nada.
Si estás en un bar o terraza de tu ciudad, tendrás más opciones que las que te pueda ofrecer, en general, un pueblo. Algunas de ellas son:
– zumo de tomate natural
– agua saborizada
– agua con gas y una rodajita de limón
– agua (con o sin gas) y pide que te traigan medio limón para escurrírtelo en el vaso
– infusiones o tes con hielo picado y hierbas aromáticas
– café con hielo.
No son mejores opciones los refrescos light, bajos en calorías o sin azúcar. En este reciente estudio puedes ver cómo las opciones light de los refrescos están igualmente asociados a altas tasas de obesidad, sobrepeso y diabetes.

Y la úlmitam opción, si vas a una terraza de vez en cuando, y te apetece un montón…¡tómate lo que quieras! Opciones saludables en un bar tradicional no hay, porque el concepto del bar, ya no es saludable. Por lo tanto, quizá sería mejor opción cambiar la frecuencia del mismo que no la elección del refresco.

¿Cómo llevas tú este tema? ¿Te supone un problema pedir en un bar? ¿Qué sueles tomar?
¿Síndrome premenstrual yo? ¡Nunca!

¿Síndrome premenstrual yo? ¡Nunca!

O cómo tener la regla sin que te enteres…

Sí, esto de ser mujer, a veces es chungo. Visto objetivamente y así, desde arriba, parece que entre parir, sufrir retención de líquidos y menstruar cada 28 días, nos ha tocado la peor parte en la Evolución. Pero no, amiga, no desesperes, que dar a luz es un milagro increíble, y retener líquidos y sufrir dolores menstruales o síndrome premenstrual, con unos cuantos cuidados, va a ser impresionantemente evitable. El objetivo es menstruar cada 28 días sin hinchazón, dolores ni mucho menos, bajas médicas. Déjame que te cuente:

Qué es el síndrome premenstrual:

Hablamos de síndrome premenstrual (SPM en adelante) al referirnos a menstruaciones dolorosas, y que empieza unas horas (¿días?) antes de menstruar. Se manifiesta en la fase lútea del ciclo menstrual (en este post te detallé las fases del ciclo menstrual), o sea, desde el día 14 al 28 del ciclo. Los días más chunguis suelen ser el día antes de la menstruación, y el primer y segundo día. Aunque la verdad sea dicha, en consulta me he encontrado mujeres que sufrían el SPM de mil formas distintas. A veces sólo sufres una pequeña inflamación mamária, o vientre hinchado… y otras tantas, el dolor es tan insoportable que te obliga a tomar analgésicos e incluso a quedarte en cama. Bueno, si este es tu caso, vamos a poner fin a esto ok? ¿SPM tú? ¡Nunca! Entre los síntomas más frecuentes, tanto físicos como emocionales, puedes encontrarte:
  • Sensibilidad en las mamas
  • Cambios anímicos, irritabilidad, tristeza, melancolía o tienes menos aguante con tus amigos/familiares (¿quizá menos paciencia con tus hijos?)
  • Hinchazón abdominal
  • Retención de líquido, lo que te lleva a pesar más (si te importa lo que dice tu báscula, esos días no te peses, por el bien de tu autoestima)
  • Probablemente te pirres por los dulces y tengas ganas de atracar una tienda de chuches
  • No te concentras ni insonorizando la habitación
  • Migrañas y cefaleas varias
  • Estás cansada, fatigada
  • Te cuesta conciliar el sueño
  • Vas de vientre más a menudo, con heces más líquidas (hay mujeres con estreñimiento que durante el spm van contentas al baño)
«¿Por qué todo esto? ¿Qué he hecho yo para merecer este arsenal de síntomas?», te dirás. Bueno, en general y sin ánimo de etiquetar ni meter a todas en el mismo saco, las mujeres obesas o con sobrepeso y sedentárias tienen más números de sufrir SPM.

Ahora viene lo que buscabas en este post: el tratamiento del SPM

Si damos con la causa, sabremos encontrar la solución, ¿verdad? Pero el SPM es multifactorial, y si buscamos una verdadera causa esta puede ser:
  • por un exceso de estrógenos (y ahí cabría averiguar por qué hay ese exceso)
  • por una falta de progesterona.
Entre ambas hormonas tiene que haber equilibrio (Ay, ya ves qué importante es el equilibrio en todo nuestro organismo… que si calcio/fósforo, que si ácido/base, que si sodio/potasio… En fin, todo en equilibrio). Bueno, averiguar esa causa y qué hacer sería cosa mía, pero en general si sigues estos 5 consejos tu SPM mejorará muchísimo: 1- Lo que te da más pereza, lo sé: haz ejercicio físico de forma regular. No hace falta que te apuntes al gimnasio ni que te machaques a dos clases de spinning diarias. Simplemente que el ejercico físico forme parte de tu día a día. Habrá días, como yo, que igual sólo tienes tiempo de hacer 15 minutillos de ejercicios de fuerza. Bien, no pasa nada. Seguro que otros días le puedes dedicar una horita, o el fin de semana haces una ruta de 3 horas. Sea como sea, es prioritario: muévete. 2- No te estreses. Medita, pinta mandalas, haz yoga… Actividades que te conecten contigo misma, te hagan no pensar en tus preocupaciones y te hagan feliz. A mí me gusta, por ejemplo, decorar mi bullet journal, escribir mi diario, dibujar recetas ¡o cantar! 3- Procura descansar. Sí, sé que es muy fácil decirlo, pero si sufres insomnio, miremos cuál es la causa para ponerle solución también. 4- Despídete de los dulces, carbohidratos refinados y azúcares. Bueno, si sigues una alimentación de tipo paleo o evolutiva te será fácil. Pero si en tu base se sitúan los cereales, chungo. 5- Atibórrate de todos los macro y micronutrientes que te aportan los vegetales, hortalizas y frutas. Una razón más para meter más verdura en todas tus ingestas.

Así que si sufres SPM, amiga mía, ya sabes qué hacer:

Al despertar, después de haber dormido plácidamente toda la noche, haz un poco de ejercicio físico sobre todo de fuerza (no temas ponerte musculosa, tú dale a la pesa). Desayuna una ensalada de frutas variada con un poco de jamón ibérico. Al mediodía, después de trabajar, tómate un gazpacho fresquito junto con un tataki de atún, por ejemplo, o un pescado al horno con patatitas y cebolla. Tómate tu tiempo de des-conexión con tu hobby favorito. Y un rato antes de acostarte, una cena ligera con una crema de champiñones, y unos huevos revueltos con espárragos. Aix, lo fácil que es cuidarse…¿verdad?
5 virtudes de las Caps Protect

5 virtudes de las Caps Protect

Digo 5, porque es un número que me gusta, pero realmente podría nombrar 8, 15 o más. Y estoy segura que cuanto más investigue sobre ellas, más me alucinarán.

Que pienso yo que no debemos empezar la casa por el tejado, que lo suyo es construir y cuidar unos buenos cimientos. Y estos en nuestra vida y nuestra salud son una alimentación que vaya acorde con tus genes, movimiento habitual, uso de la fuerza en tu día a día, menta en calma, descanso profundo. Y ya cuando todo esto está bien, si aún así hay goteras, entonces sí, vayamos a ver qué pasa en el tejado.

leer más
La mejor receta de curry de garbanzos

La mejor receta de curry de garbanzos

Me chiflan los currys. De verduras, de gambas, de lentejas, de pollo… De lo que sea, esa combinación de especias, caldo y leche de coco y la base de vegetales, mmm… me la comería todo el año.

Y como «práctica» es mi segundo nombre, cuando descubrí lo súper fácil que es cocinarte un buen curry, oye, pues ya este pasó a ganarse el título de uno mis platos preferidos.

Hoy te presento un Curry de Garbanzos, vegano, rico en fibra y si acompañas de un ligero arroz basmati se convierte en un menú muy completo y delicioso. Lo preparas en 10 minutos y no te llevará más de veinte tenerlo cocinado listo para degustar.

leer más
Qué esperar de tu nutricionista

Qué esperar de tu nutricionista

Se busca nutricionista Llega el buen tiempo, empiezas a lucir palmito, a recuperar la ropa del verano pasado y... ¡horror! necesitas urgentemente bajar de peso. Esto es típico, ¿a que sí? Y es e primer error cuando buscas un nutricionista: en realidad estás buscando...

leer más
Así es Nutrihelp por dentro

Así es Nutrihelp por dentro

Gestando la idea

Hace unos meses, cuando todavía nos encontrábamos brindando con cava por el año que acabábamos de estrenar, y nos marcábamos una vez más los mismos objetivos de siempre, tuve una idea. Fue una idea como pocas, brillante, pero todavía sin forma; un diamante en bruto.

Tras meses de trabajo, de reuniones, de pruebas…a mediados de junio pude lanzar por fin el servicio por el que tanto había estrujado mis neuronas: Nutrihelp.

Y quiero contarte cómo nos ha idoa las 20 personas más una (yo) que hemos estado dentro.

La realidad

Aunque el sueño de toda nutricionista es que la consulten para cambiar hábitos, la realidad es que lo que solemos oír de bote pronto, aunque luego salgan más cosillas, es «quiero perder peso». En Nutrihelp los objetivos de las personas apuntadas eran tres:

1- El 90% se apuntaron para perder peso.

2- Un 25% deseaba organizarse y comer sano.

3- El 65% acudía con problemas digestivos y buscaba una solución.

Y aunque agosto es un mes que no nos lo pone muy fácil para ninguno de estos tres propósitos, en estos dos meses y medio muchas personas nutrihelpers han conseguido sentirse más deshinchadas, han perdido volumen sobre todo de cintura y cadera (alguna me comenta que se ha podido poner ese tejano que todas hemos guardado alguna vez «para cuando pierda peso»). Prácticamente el total de las inscritas ha mejorado sus digestiones y estamos aprendiendo a organizarnos mejor. ¡Incluso hemos hecho un pequeño intento de batch cooking!

Lo que nos cuentan las nutrihelpers

Los dos aspectos que más valoran las nutrihelpers hasta el momento son:

1- El sistema por aplicación móvil. Se «ahorran» desplazamientos, acudir a la consulta (aunque si lo desean y necesitan tienen la opción de hacer sesión online conmigo, pero mucho más económica que las consultas habituales). Además en la misma app podemos chatear, ingresar el peso, el diario de alimentos, la actividad física, y por supuesto, consultar el menú y las recetas. Una aplicación súper completa.

2- El trato directo conmigo. Mi atención es algo en lo que pongo especial hincapié y eso las nutrihelpers lo han notado. Agradecen disponer de un chat para contactar conmigo, resolver dudas o simplemente contarme sus propósitos, en cualquier momento.

En este punto, contarte que como he dicho muchas veces, Nutrihelp no es una mera aplicación de dietas. Nutrihelp soy yo en formato app. Es tu nutricionista y coach nutricional en tu bolsillo.

En petit comité

Por este motivo, porque detrás de cada menú y cada respuesta estoy yo, las plazas son limitadas. Las inscripciones se abren sólo dos días al mes y siempre y cuando haya plazas disponibles. Por ejemplo, en agosto no abrí las inscripciones para septiembre porque el cupo estaba completo…

¿No te parece un sistema increíble? Si estás cansada de dietas milagro y tonterías, y quieres de verdad empezar a comer sano, necesitas perder peso y/o mejorar tus digestiones, ¡atenta a la fecha de apertura de plazas!

Y si eres una de las que ya está dentro, ¡no te cortes! cuéntanos tú misma en comentarios y comparte tu experiencia ;).

5 virtudes de las Caps Protect

5 virtudes de las Caps Protect

Digo 5, porque es un número que me gusta, pero realmente podría nombrar 8, 15 o más. Y estoy segura que cuanto más investigue sobre ellas, más me alucinarán.

Que pienso yo que no debemos empezar la casa por el tejado, que lo suyo es construir y cuidar unos buenos cimientos. Y estos en nuestra vida y nuestra salud son una alimentación que vaya acorde con tus genes, movimiento habitual, uso de la fuerza en tu día a día, menta en calma, descanso profundo. Y ya cuando todo esto está bien, si aún así hay goteras, entonces sí, vayamos a ver qué pasa en el tejado.

leer más
La mejor receta de curry de garbanzos

La mejor receta de curry de garbanzos

Me chiflan los currys. De verduras, de gambas, de lentejas, de pollo… De lo que sea, esa combinación de especias, caldo y leche de coco y la base de vegetales, mmm… me la comería todo el año.

Y como «práctica» es mi segundo nombre, cuando descubrí lo súper fácil que es cocinarte un buen curry, oye, pues ya este pasó a ganarse el título de uno mis platos preferidos.

Hoy te presento un Curry de Garbanzos, vegano, rico en fibra y si acompañas de un ligero arroz basmati se convierte en un menú muy completo y delicioso. Lo preparas en 10 minutos y no te llevará más de veinte tenerlo cocinado listo para degustar.

leer más
Qué esperar de tu nutricionista

Qué esperar de tu nutricionista

Se busca nutricionista Llega el buen tiempo, empiezas a lucir palmito, a recuperar la ropa del verano pasado y... ¡horror! necesitas urgentemente bajar de peso. Esto es típico, ¿a que sí? Y es e primer error cuando buscas un nutricionista: en realidad estás buscando...

leer más