O por qué hay días que pesan más que otros

A mí, que pruebo más deportes y formas de moverme que vestidos, me ha pasado más de una vez: me apunto a un nuevo gimnasio, o me diseñan una nueva rutina de entrenamiento, y pam, a los días me viene la regla y tengo ganas de mandarlo todo al carajo.

Y es verdad que, por mucho que sepas cómo crear un hábito saludable, o que el hábito del deporte lo tengas muy arraigado, hay días que no apetece. Igual que hay días que te pirras cogiendo peso, y otros que no te ves capaz de sobrevivir la clase de spining.

La semana pasada en este artículo, te contaba cómo era el ciclo menstrual femenino y cómo alimentarte según el mismo.

Hoy vamos a por el entrenamiento: cómo moverte para sacar el máximo partido a tu ciclo.

Fase Folicular:

Cuanto más se acerque el día 1 (el día que empieza el sangrado) puede que te apetezca menos hacer ejercicio, pero te recomiendo que hagas una actividad algo más suave… pero que la hagas. La actividad física segregará endorfinas que te ayudarán a aligerar la sensación de dolor abdominal, y mejorará tu estado de ánimo.

A medida que van pasando los días tienes más fuerza y resistencia debido al aumento de estrógenos. Te recomiendo aprovecha esta fase para hacer entrenamientos con más fuerza e intensidad, pues te será más fácil aguantar secuencias más duras. También te será más fácil ganar más fuerza y músculo.

 

Ovulación:

En la mitad de ciclo, en la ovulación, debido a los estrógenos, tienes más fuerza y mejor rendimiento deportivo. Es el momento ideal para ganar masa muscular y también hacer entrenamientos tipo HIIT.

Pero cuidadín, también puedes lesionarte con más facilidad: no olvides tu calentamiento y los estiramientos bien hechos.

 

Fase Lútea:

La última etapa del ciclo es la que te lleva, si lo sufres, al síndrome premenstrual. A muchas mujeres no les apetece nada. La verdad es que esos días tienes menos fuerza y resistencia debido al aumento de la progesterona y la bajada de estrógenos. Es la fase ideal para practicar deportes cardiovasculares (bici, nadar, correr…) pero sin matarte. Además, el principal combustible estos días es la grasa, por lo que si quieres perder peso, aprovecha para hacer un entrenamiento más largo.

 

Diseña tu entrenamiento según tu ciclo

Parece complicado pero es muy fácil. Tanto si vas al gimnasio como si entrenas en casa, te recomiendo que tengas calendario en mano y diseñes tus entrenamientos según tu ciclo menstrual. Por un lado, esto te ayudará a rendir más y entrenar mejor, y por otro lado, aprenderás a conectar contigo y a entenderte y respetarte.

Tengo amigas que por ejemplo, cuando les va a venir la regla no entrenan porque les da palo (ya te he explicado por qué), pero lo peor es que luego se sienten mal por “hacer campana”. ¿No crees que cambiaría su pensamiento si supieran que es normal que no les apetezca entrenar esos días? ¿Cómo llevas tú tu práctica deportiva los días que tienes la menstruación?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre el ayuno intermitente

Ayunar o no ayunar, esa es la cuestión Y es que con tanta teoría suelta, uno ya no sabe a qué atenerse. Que si evidencia científica, que si la OMS ha dicho no sé qué... en fin, dale al play y te cuento, de verdad de la buena, lo que se sabe actualmente sobre el ayuno...

leer más

Las mujeres nos ponemos cachas

La mujer y el deporte. A menos que seas una deportista de élite desde pequeña te han enseñado unas cuantas cosas acerca del deporte: no sudes que es feo, ponte mallas ajustadas y si vas de lila o rosa, mejor, el objetivo de apuntarse al gimnasio es perder peso, hay...

leer más

3 puntos clave para mejorar tu estilo de vida

3 puntos para conseguir un estilo de vida saludable Seguro que quieres hacer más deporte. O quizá sientas que necesitas alimentarte mejor. En definitiva, no acabas de estar a gusto con el estilo de vida que llevas. Pero, ¿sabes exactamente cómo conseguir ese estilo de...

leer más