Voy directa al grano: hoy hablaremos de Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP a partir de ahora). ¿Te suena? Si no lo sufres ni tampoco ninguna mujer de tu entorno lo sufren, quizá no sepas de qué estoy hablando y te suene a chino esta palabreja… Pero quiero que sepas que hay muchas, muchísimas mujeres con trastornos hormonales a las que un día su médico les suelta: “Tienes SOP. Toma tu pastilla a partir de ahora, y aprende a vivir con los síntomas.” Bueno, tampoco se lo sueltan así (espero), pero vamos, para que te hagas una idea.

La buena nueva es que sí podemos hacer algo a parte de tomar la pastilla. Y la respuesta está en la alimentación y en el deporte. ¿Sorprendida? Espera, que te cuento:

El SOP se diagnostica cuando se cumplen como mínimo 2 de los siguientes síntomas:

  • Niveles elevados de andrógenos (hormonas masculinas)
  • Ausencia de ovulación
  • Muchos quistes pequeños en los ovarios.

Como síndrome, los síntomas varían bastante de una mujer a otra. Hay mujeres por ejemplo que sufren hirsutismo (crecimiento excesivo de vello en la cara, cuello, abdomen y espalda), períodos menstruales irregulares o ausentes, acné, alopecia, infertilidad, sobrepeso…

Muchas mujeres con SOP tienen resistencia a la insulina (RI): el cuerpo se resiste a sus efectos con lo cual tiene que producir más insulina. Este aspecto está relacionado con la obesidad, la diabetis tipo II y los niveles elevados de andrógenos. ¿Y qué puede hacer la obesidad en estos casos? Pues como temíamos, la obesidad puede aumentar los niveles de insulina y, sí, lo has adivinado, agravar los síntomas de SOP.

SOP

La propuesta:

No todo está perdido, ni mucho menos, que tienes mucho trabajo que hacer. Pero tu calidad de vida viviendo con SOP va a mejorar sustancialmente si sigues estos consejos:

Alimentación:


Si has entendido que los desarreglos metabólicos, tales como la resistencia a la insulina, son una de las causas del SOP, verás por dónde van mis tiros… Te recomiendo, pues, una pauta alimentaria con baja ingesta de alimentos de alto índice glucémico. Escoje alimentos naturales y libres de azúcares:

  • Abundancia de vegetales ecológicos, sin pesticidas ni aditivos, frescos.
  • Huye de las harinas refinadas y el exceso de cereales, con lo que además te ahorras el gluten. Para tu aporte de carbohidratos, escoje tubérculos y hortalizas en detrimento de los cereales.
  • Asegura un buen aporte de grasas tales como aguacate, aceite de coco, aceite de oliva, pescado azul.

Deporte:

Muévete, muévete y vuélvete a mover. Cuando entiendas el efecto que tiene el movimiento frente a la regulación de tu metabolismo, no podrás dejar de bailar, correr o nadar.

No te cuento nada nuevo si te digo que cuando te mueves pierdes grasa. Pero además, perder grasa significa que tu inflamación disminuye y recuperas tu sensibilidad a la insulina (problema resuelto, pensarás). Bueno, más o menos…

Si te mueves en unas condiciones determinadas (como expliqué en el artículo sobre el ayuno intermitente), además permites que tu músculo capte rápidamente el azúcar de la sangre sin necesidad de insulina. ¡Esto es genial! Significa que con el movimiento evitas que tu cuerpo tenga que recurrir a la liberación extra de insulina que tus desarreglos hormonales te provocan (relee el apartado de RI).

Conclusión:

Come comida real, sin procesados y con un bajo índice glucémico. Di “no” al azúcar y “sí” a la grasa buena. Muévete en ayunas. Verás que estos 2 consejos tan simples y lógicos, tendrán un impacto muy positivo sobre los síntomas de tu SOP.

Y antes de acabar con el artículo, te propongo que veas este vídeo. Se trata de una entrevista que PaleoSOP le hizo a Carlos Pérez, fisioterapeuta, máster en psiconeumoinmunología y responsable de la clínica Regenera, también autor de 2 libros, Paleovida y Mis recetas de Paleovida. Aunque es un pelín larga te invito a que la veas detenidamente. Las pautas que propone Carlos Pérez en ella, aplicadas al SOP, supondrían una mejora radical en la RI, obesidad, regulación hormonal, etc.

¿Sufres SOP? Cuéntame tu caso, y te animo a que empieces con estos cambios. Y si conoces alguna mujer en tu entorno que lo padece, comparte este artículo para que pueda entender que hay formas de mejorar su calidad de vida.

5 Comentarios

  1. Hola Marta.
    Leí tu artículo y me parece muy interesante, aporta datos excelentes que nos ayuda a las personas que padecemos este síndrome.
    Yo llevo cuatro años diagnosticada con S.O.P, hasta ahora no soy resistente a la insulina, mi endocrinólogo me controla periódicamente solo con anticonceptivos. Siempre he sido de contextura delgada, hasta el día de hoy. Mi mamá es diabetica y se lo difícil que es vivir con esa enfermedad. Mi pregunta es:¿una persona con S.O.P siempre desarrollara resistencia a la insulina y diabetes a largo del lado, a pesar de que se cuide? Estoy muy preocupada. Por favor agradeceria mucho tu respuesta. Muchas gracias.

    Responder
    • Hola María, gracias por tus comentarios.
      Déjame decirte primero que cada persona es un mundo, pero sí que es cierto que cada vez hay más evidencias de que altos niveles de azúcar en sangre puedan ser la causa subyacente del SOP. La resistencia a la insulina hace que los ovarios produzcan demasiados andrógenos como la testosterona. Altos niveles de insulina y de estrógenos interfieren en el desarrollo normal de los folículos en los ovarios. Pero te aseguro que el fenotipo, tu entorno, es más importante que el genotipo; así que para nada te “condenes” a creer que si tu madre es diabética, tú con SOP tarde o temprano lo serás… ¡Para nada! Obvio que si sigues su patrón, tienes todos los números, pero si modificas el “enviroment”, el entorno, los hábitos, alimentación, ejercicio… no tienes por qué sufrir ni resistencia a la insulina ni diabetes. Mi recomendación es que tomes una parte activa en modificar tu condición, tal como explico en el artículo. Lo ideal sería ponerte en manos de un profesional que te enseñara qué pautas debes de modificar para no dejarte condenar por los genes. Un fuerte abrazo!

      Responder
  2. Hola, yo tengo ovario poliquístico. Mi problema es que siempre he sido delgada peso 47 kilos, tengo 26 años, estoy en mi peso ideal. Estoy con tratamiento con metformina xr500 para la insulina. Sin embargo progresivamente mi cabello se ha ido cayendo. Tipo alopecia androgénica. Llevo aproximadamente dos años así. Y los médicos no le toman atención a mi gran disminución de cabello. Me preocupo de mi alimentación y nutrición constante.

    Responder
    • Rachel, en los últimos años se ha visto que realmente el papel de la alimentación y el estilo de vida es fundamental en la sintomatología de un SOP la cual, como ya sabes, implica alteraciones del azúcar y como bien experimentas, alteración en el crecimiento natural del cabello. Sin duda no puedo más que recomendarte que te dejes guiar por un nutricionista que tenga experiencia en SOP. Te invito a que me mandes un correo y podamos hacer un skype para contemplar nuestras posibilidades. Un abrazo!

      Responder
  3. Excelente información, gracias, porque ayuda a sobre llevar la situación.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi Newsletter

Suscríbete a mi Newsletter

Cada martes recibirás en tu correo fichas de mis recetas exclusivas para suscritos, artículos, descuentos... ¡y mucho más!

Te has suscrito correctamente