Vale, ya lo he entendido: bajan las temperaturas, llueve, mi cabellera aumenta considerablemente mi estatura, y en las clases de infantil hay más pupitres vacíos que niños haciendo plastelina. Ha llegado el momento de hablar de tus defensas. Y de las mías. Vamos, que o nos ponemos las pilas o no vamos a ganar para klenex este otoño.

En este artículo te explico, llámalo trucos, hábitos o cosas que puedes hacer de lo más fáciles y simples para aumentar las defensas de toda tu familia y vencer la batalla con todos los virus que pululan a tu alrededor. Y no, no vamos a tomar Actimel ni ninguna otra estafa por el estilo. Venga, ¡activa tus defensas!

La clave está en tu intestino

¿Sabes que tenemos más microbiota intestinal que células humanas? Pero mucha mucha más… como diez veces más. Una vez alguien me dijo que en realidad nosotros, nuestro cuerpo, somos como un autobús que transporta microbiota… Es ella la que manda, nosotros somos tansólo su humilde vehículo. Pero aunque es muy interesante esta historia, la dejamos para otro día y ahora vamos al lío…

Hoy entiende tansólo, que la salud de tu sistema immunitario es directamente proporcional a tu salud intestinal. Vamos, que tus defensas dependen en gran parte de cómo está un intestino.

Qué como y qué no como

Lo más importante: no comas azúcar, si no los virus se van a poner las botas. Y sí, es importante qué comer, pero créeme si te digo que casi más importante aún es que no alimentes a los virus con azúcares insanos, ok? Lo que tienes que conseguir es que los virus no se encuentren a gusto en tu cuerpo (su hogar) ¡y se larguen por patas!

Come caldos, sopas, batidos, etc. Y empieza la mañana con algún super-zumo mañanero que puedes enriquecer con algú superfood tal como cúrcuma, ajo negro, jengibre o polen.

En el siguiente audio, te cuento más y mejor.

¿Qué te ha parecido? ¿Sigues alguno de estos consejos? ¿Cuál es tu fórmula para no resfriarte?

3 Comentarios

  1. Me ha parecido perfecto. Voy a intentarlo. Sólo una pregunta: el zumo de pera como se hace, con la liquadora?

    Responder
    • Hola Imma, no no, el “zumo” de pera en realidad no es un zumo, sino un caldo. En unos días haré la receta y su paso a paso, pero básicamente es cortar la pera, cubrirla de agua y hervirla un buen rato. El jarabe es el líquido resultante. Éste es, sin duda, mi jarabe favorito; es increíble. Un abrazo!

      Responder
  2. Marta! súper interessant! Ja l’he passat a tota la family i amics! jo sóc molt de sucs de taronja i mai m’encostipo (per ara… toquem fusta ;P)

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Video-receta: mi sopa de cebolla antigripe - Marta Mato - […] llegó el primer catarro de la temporada (igual no seguiste mis consejos…). ¿Qué es lo que más apetece cuando…
  2. Botiquín natural: 2 jarabes DIY imprescindibles - Marta Mato - […] hay unas medidas básicas que expliqué en un post anterior. O sea, si te hinchas de galletas, comes pocos…
  3. 6 amigos para tus defensas - Marta Mato - […] las defensas en este blog hemos hablado largo y tendido… pero claro, cuando una se lía a contar […]

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi Newsletter

Suscríbete a mi Newsletter

Cada martes recibirás en tu correo fichas de mis recetas exclusivas para suscritos, artículos, descuentos... ¡y mucho más!

Te has suscrito correctamente