Si me conoces no te va a sorprender nada que te recomiende olvidarte de la leche de vaca y que empieces a aficionarte a las bebidas vegetales en su lugar. Hace tiempo escribí en otro sitio un post donde daba mis razones por las cuales te aconsejo que dejes de beber la leche de vaca del súper. Hoy no voy a entrar en ese tema, pero si te apetece algún día volveré a escribir sobre ello.

Así que partiendo de que ya bebes leche vegetal, o te estás iniciando en ello, hoy te doy unas buenas razones para que NO COMPRES MÁS TETRABRICKS. Muchas veces cuando en consulta recomiendo dejar la leche de vaca, me suelen decir que las bebidas vegetales son muy caras, y yo añado además, que llevan azúcar o edulcorante en exceso. Así que te digo: ¡Hazte tú misma la leche vegetal! Es fácil, es económico y es 100% personalizable.

Leche de anacardos

 

  • 150 gr. de anacardos
  • 1 litro de agua filtrada
  • 1/2 c.p. de sal marina

Remoja los anacardos durante 6 horas en agua y la sal. Cuela y enjuaga bien. Pon los anacardos con 1/2 litro de agua en la batidora a máxima potencia durante un par de minutos. Añade el resto del agua y vuelve a batir. No hace falta colarla, de manera que tampoco queda residuo. Traspasa a una botella de cristal y refrigera, un máximo de 3 días.

Leche de almendras

  • 150 gr. de almendras
  • 1 litro de agua filtrada
  • 1/2 c.p. de sal marina

Pon las almendras en remojo durante 10-12 horas con el agua y la sal. Cuela las almendras y enjuágalas. Ponlas en la batidora con la mitad de agua y bate a máxima potencia durante 2 minutos. Añade el resto de agua y vuelve a batir. Cuela con un colador forrado o una bolsa especial para leches vegetales. Traspasa en botella de cristal y refrigera un máximo de 3 días. La pasta sobrante puedes aprovecharla para hacer galletas o barritas de cereales.

Leche de coco

  • 200 gr. de coco rallado
  • 1 litro de agua filtrada

Calienta el agua sin que llegue a hervir. Añade el coco rallado y mezcla en la batidora a máxima potencia durante 2 minutos. Cuela con un colador, que puede ser forrado o una bolsa para hacer leches vegetales, y traspasa a una botella de cristal. Refrigera hasta un máximo de 3 días.

La pasta sobrante puedes deshidratarla de nuevo o utilizarla para hacer recetas de galletas u otra repostería.

¿Has visto lo fácil que es hacer leches vegetales en casa? Es mejor que las guardes hechas de esta forma, y cuando vayas a tomarte un vaso, la endulces y condimentes como prefieras: azúcar de coco, sirope, canela, ralladura de limón, etc. Si optas por endulzarla entera te durará menos tiempo refrigerada.

 

¿Consumes leches vegetales? Si es así, ¿las compras o las haces tú misma? Te animo a que pruebes alguna de las propuestas y me comentes más abajo tu experiencia. Y si te ha gustado el vídeo y/o la entrada, comparte y ¡ponme un “like” y me pondrás contenta!

4 Comentarios

  1. Está genial!!! no vuelvo a comprar leche vegetal en tetrabrik!!! alguna idea o receta para usar los restos de almendra o de coco para hacer galletas como comentas??? Muchas gracias!!! Saludos

    Responder
    • Marta cuando pruebas de hacerla tú misma en casa, pocos tetrabricks vuelven a entrar en tu cocina… :). Para aprovechar la pulpa de la almendra simplemente añádela a tu receta de galletas o bizcocho sustituyendo parte de la harina que uses. También puedes aprovecharla añadiéndola a tus batidos o hamburguesas vegetales. La pulpa de coco, una vez deshidratada de nuevo (en el horno a muy baja temperatura) me gusta aprovecharla para hacer un aderezo para ensaladas, pescados, etc.: 100 gr de coco deshidratado, 1/2 c.s. chile en polvo, 1 cebolleta y el zumo de 1 limón. Lo mezclas todo bien picadito y ¡a disfrutar! Está muy pero que muy bueno, y puedes añadirle otras especias que te gusten, como cilantro, o bien endulzarlo con pasas. ¡A ver qué te sale!

      Responder
  2. La de coco!!!! apenas dijiste en face lo de coco dije naaaaaah… esa no la podré hacer aquí (pensaba era con el coco… coco, y aquí es carísimo), viendo esta forma mañana mismo prepararé la leche. mmmmm ya se me hace agua la boca! que hasta aquí había hecho solo la de avena/arroz/almendras

    Responder
    • Jaja, ¡que viva el coco Caribay! Realmente con la de coco fresco es de otro mundo, pero esta receta siendo tan simple, barata y fácil, es genial. ¿Finalmente probaste de hacerla? ¡Abrazos!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

marta mato coach

¿Te apetece un domingo slow?

 

Únete a mi comunidad para recibir cada domingo La News, mis correos con recetas, tips, consejos y mis rutinas preferidas.

Te has suscrito correctamente