Nuggets healthy

A menudo me topo con personas que quieren cuidar de su alimentación, solidarias con nuestro planeta, y con muy buenas intenciones. Pero que en su manera de “sanear” su dieta lo que hacen es pasarse a las opciones vegetarianas de los mismo productos de la industria alimentaria.

Imagino que ya sabes que la calidad nutricional de unos típicos “nuggets” no es muy buena, que digamos… A saber de la calidad del pollo, la cantidad de pollo que lleva esa pasta, los aditivos y saborizantes que lo forman y, obviamente, el método de cocción.

¿Pero te das cuenta que si tu opción son unos nuggets de tofu, estamos casi en las mismas? Estos no dejan de ser, en general, otro producto procesado con una pésima densidad nutricional. Vegano, eso sí, pero procesado al fin y al cabo.

Así que hoy te presento unos auténticos nuggets saludables. La receta la aprendí hace años de Chlóe Sucreé y la versioné a los gustos de mi familia. No es tan fácil como abrir la bolsa y freír…te llevará algo más de tiempo. Pero son muy nutritivos, deliciosos y si haces batch cooking puedes dejarte casi toda la receta lista para hacer en un pis pás.

 

Nuggets de brócoli y boniato:

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 2 boniatos 
  • 1 brócoli 
  • 2 huevos 
  • 100 gramos de queso parmesano rallado 
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta negra molida 
  • 1 vaso de avena en copos 
nuggets

Preparación:

Precalienta el horno a 200° C.

Pela los boniatos y córtalos a trozos. Hiérvelos en agua 15 minutos (o hasta que estén tiernos). Cuélalos y cháfalos con un tenedor. Reserva.

Corta el brócoli a arbolitos y cuécelo también en agua hirviendo durante 6 minutos. Reserva.

Cuando se enfríe un poco tritura el brócoli en tu robot de cocina bastamente (tiene que quedar “mal triturado”).

En un bol, mezcla el puré de brócoli y el de boniato, el queso rallado, los huevos, los copos de avena y salpimenta. Mezcla bien y forma bolas tipo “nugget”.

Ponlos en una bandeja de horno con papel de hornear y hornea 20 minutos. Dales la vuelta y hornea 10 o 15 minutos más.

Sirve con allioli, ketchup casero o con un guacamole rápido.

Degusta…

Si te dejas los boniatos y el brócoli listo, por ejemplo, en realidad se hacen muy rápido. 

Créeme si te digo que están deliciosos… ¿Los pruebas y me cuentas?

marta mato coach

¿Te apetece un domingo slow?

 

Únete a mi comunidad para recibir cada domingo La News, mis correos con recetas, tips, consejos y mis rutinas preferidas.

Te has suscrito correctamente