Pudin con efecto prebiótico

¿Recuerdas ese anuncio de yogures con envases verdes, que ponían una sonrisa a tu barriga? Sí ¿verdad? Ese anuncio te vende que como sus yogures contienen muchos probióticos (los bichillos amigos que enriquecen tu flora intestinal), tu barriguita estará feliz. Dejando la calidad de esos yogures a parte (hay temas que a primera hora de la mañana de un domingo, escribiendo este post y sin desayunar, es mejor no tocar) sí es cierto que los alimentos con efecto PRObiótico tienen un papel muy importante en la salud de tu intestino. Pero, yo creo que se los ha revalorizado demasiado. Quizá, como ha ocurrido en otras muchas ocasiones, aprovechando filón para vender más. El efecto PREbiótico de este pudin es mucho más interesante. Te cuento por qué:

La clave está en el intestino

Queda claro que para tratar cualquier alergia debes prestar especial atención a la salud de tu intestino. Eso quiere decir que disfrute de una rica y poblada microbiota. Haciendo una analogía casi absurda, un intestino sano se asemejaría a un paisaje tal como el Amazonas, con abundancia y variedad de vegetales y animales. Un intestino enfermo, por ejemplo tras la toma de antibióticos, tras una grastroenteritis, o con permeabilidad intestinal como ante una persona alérgica, sería como un desierto o… más bien, como la desoladora imagen de un bosque quemado. ¿Sí?

Vale, pues no sólo es importante repoblarlo con probióticos… ¡Estos tienen que alimentarse! Y lo hacen mediante fibra fermentable. O sea, prebióticos. Son 2 conceptos importantes que tienes que distinguir. Lo bueno es que esa fibra fermentable, no es ni mucho menos la que nos venden con los cereales ricos en fibra, ni las galletitas para ir al baño ni nada de eso.

El efecto prebiótico lo podemos encontrar en las alcachofas, las patatas hervidas, la manzana, el plátano, las semillas y un largo etcétera.

La receta

La de hoy es una receta muy versátil y que te aportará muchísima fibra fermentable. Este pudin tiene un gran efecto prebiótico gracias a:

  • la harina de algarroba
  • el coco
  • las semillas de chía

Puedes servirlo tal cual si te gusta el sabor fuerte de la algarroba. Aunque en ese caso te recomiendo que le añadas una cucharada de azúcar de coco, por ejemplo. Yo suelo servir el pudin de algarroba con yogur de cabra o yogur de coco, y trocitos de fruta variada.

¿Lo pruebas?

Te recomiendo que lo incorpores a tu dieta para enriquecerla y cuidar tu intestino. Verás que así sí, tu barriguita tendrá una bonita sonrisa… En casa es un desayuno de los típicos, o bien una recurrida merienda, y así andamos, de contentos.

Cuéntame cuando lo pruebes: ¿te gusta sólo? ¿cómo lo sirves?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todo sobre la dieta paleo

La mala fama No me gusta la palabra "dieta". Ni me gusta que me encasillen en un tipo de alimentación u otro. Pero la mala fama que tiene la Dieta Paleo me hace salir de mi zona de "yo no me meto" y ahora sí, tengo que "mojarme". Porque la Dieta Paleo es lo que más se...

Cómo organizar tus menús y no perder tiempo cocinando

Del caos al orden Llámame mente cuadrada, aburrida o poco impulsiva, pero el orden y la organización han sido siempre una fuente de energía para mí. Y lo he recomendado siempre, en temas de alimentación y salud: la improvisación y la desorganización te llevan a comer...

5 mitos nutricionales que te enferman

O te engordan, o te hacen ir mal... Alguna vez ya te he contado que en algunas cosas, la hemos cagado. Con tanto nutricionismo y tanta estrechez de miras, hemos sentenciado y llegado a conclusiones erróneas. Lo peor, es que estas conclusiones y mitos, están tan...

Cómo leer el etiquetado nutricional…

...sin caer en sus trampas. Porque de hecho, la mayoría no son más que trampas. Este artículo hace mucho tiempo que estaba entre bastidores... Y es que sé que es algo que me preguntas a menudo, que crees que necesitas saber, pero al final, en mis conclusiones,...

Receta: caldo de huesos

Un súper caldo Esta es una de esas recetas que tengo siempre a mano. Prueba a integrarla en tu cocina porque realmente es mano de santo. Más que un caldo para cocinar (que también) es todo un señor elixir que nos regala muchísimas propiedades: Rico en gelatina y...

¿Caos en la cocina? Apúntate al Batch Cooking

El caos Esta es la historia de dos amigas del alma, Ana y Rocío, que descubrieron juntas el Batch Cooking. Las dos compartían muchos gustos, aventuras y... su gran preocupación: su caos en la cocina. Eran listas, inteligentes y les gustaba cuidarse. Fíjate tú, que una...
detoxificate

Únete al efecto mariposa

Descárgate gratis mi ebook "Detoxifícate" y empieza ya tu gran cambio. Y además, cada dos martes recibirás mis tips, artículos y consejos.

Te has suscrito correctamente