Vamos a charlar un rato

Hay quien prefiere invitar a una cerveza en lugar de un café cuando lo que quiere es charlar un rato. Quedar. Yo, la verdad, es que ni cerveza ni café… aunque este último me lo puedo tomar con el fin de sociabilizarme en un bar. La mayoría de las veces tengo la opción de pedir un zumo de naranja natural, pero en algunos bares y granjas, ni eso. Así que hoy, te invito a un café.

Lo que me apetece es charlar un rato contigo. Porque sí, me encanta el mundo 2.0. Me chiflan las redes sociales, interactuar con seguidores e incluso a veces desvirtualizarnos en vivo o por skype. Me gusta escribir cada semana en mi blog para conectar contigo y echarte un cable en tu mejora de hábitos.

Pero… hoy me apetece algo más de humanidad. Me apetecería que me conocieras, y yo conocerte a ti. Charlar, quejarnos, reírnos y ¡arreglar todos los problemas del mundo!

¿Tomamos un café?

Pues así soy yo. Esas son mis inseguridades, mis debilidades y ya ves, también mis fortalezas. Porque lo suyo es convertir las primeras en materia que te haga más fuerte. Tienes la pelota en tu terreno. Nada me apetecería más, que me contaras un poquito más de ti. ¿Compartes esas mismas inseguridades? ¿Tienes otras? Venga, compartamos ese café…

4 Comentarios

  1. Me ha encantado!! Gracias por volvernos a conectar con nosotras mismas y dejar de querer ser lo que nos somos.

    Responder
  2. ¡Uf, pensaba que lo de enseñar las piernas era sólo cosa mía! ¿Qué es eso de enseñarlas? Parece que nunca llega el momento. 😉

    Responder
  3. Me ha encanto eres estupenda amiga gracias por compartir un cafe conmigo besos

    Responder
    • Raquel bonita, tú sí que eres estupenda; me has enseñado en muchas ocasiones el valor de la amistad. Contigo, un café y lo que quieras!!! Besos mil!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Caos en la cocina? Apúntate al Batch Cooking

El caos Esta es la historia de dos amigas del alma, Ana y Rocío, que descubrieron juntas el Batch Cooking. Las dos compartían muchos gustos, aventuras y... su gran preocupación: su caos en la cocina. Eran listas, inteligentes y les gustaba cuidarse. Fíjate tú, que una...

Cupido y el sexo

O cómo cuidar tu sexualidad Como cada año entre máscaras y disfraces llega nuestro angelito preferido: rechonchete, con ricitos, un poco lelo y con su arco y sus flechas. ¡Ay... las flechas del amor...! La verdad es que este artículo está muy lejos de darte una receta...

La culpa es de la obesa

O el laberinto de la obesidad Porque lo más fácil para los otros, los que no estamos gordos, es pensar "Pero ¿cómo pueden dejarse tanto? ¿Por qué comen tal mal?" etc. Y desde ya te digo que en este artículo lo único que pretendo es ayudarte. Eso sí, no tengo pelos en...

¿Preparada? Reset & Go

Reset...el punto cero que estabas esperando Este invierno he estado en crisis. Yo no sé tú, pero yo me he hartado de que por las redes me dijeran una y otra vez que nos hemos empachado y que en enero haremos un detox. Detox, detox, detox... Esto es un no parar. Ya te...

Año nuevo, programas nuevos

Nuevos propósitos de Año Nuevo No hay momento del año en que tengamos más buenas intenciones que el primero de sus meses. Que si apuntarse al gimnasio, que si dejar de fumar (¿todavía hay gente que fuma?), que si hacer dieta... Aix, ¡los buenos propósitos! Yo hace...

5 tips de la dieta cetogénica (parte 2)

Háblame de comida... La semana pasada te empecé a explicar qué es eso de lo que todo el mundo habla, de la dieta cetogénica (y si no lo leíste, antes de seguir, échale un ojo). Ya viste que casi es la panacea a muchos males... Bueno, hace tiempo que dejé de creer en...
detoxificate

Únete al efecto mariposa

Descárgate gratis mi ebook "Detoxifícate" y empieza ya tu gran cambio. Y además, cada dos martes recibirás mis tips, artículos y consejos.

Te has suscrito correctamente