Vamos a charlar un rato

Hay quien prefiere invitar a una cerveza en lugar de un café cuando lo que quiere es charlar un rato. Quedar. Yo, la verdad, es que ni cerveza ni café… aunque este último me lo puedo tomar con el fin de sociabilizarme en un bar. La mayoría de las veces tengo la opción de pedir un zumo de naranja natural, pero en algunos bares y granjas, ni eso. Así que hoy, te invito a un café.

Lo que me apetece es charlar un rato contigo. Porque sí, me encanta el mundo 2.0. Me chiflan las redes sociales, interactuar con seguidores e incluso a veces desvirtualizarnos en vivo o por skype. Me gusta escribir cada semana en mi blog para conectar contigo y echarte un cable en tu mejora de hábitos.

Pero… hoy me apetece algo más de humanidad. Me apetecería que me conocieras, y yo conocerte a ti. Charlar, quejarnos, reírnos y ¡arreglar todos los problemas del mundo!

¿Tomamos un café?

Pues así soy yo. Esas son mis inseguridades, mis debilidades y ya ves, también mis fortalezas. Porque lo suyo es convertir las primeras en materia que te haga más fuerte. Tienes la pelota en tu terreno. Nada me apetecería más, que me contaras un poquito más de ti. ¿Compartes esas mismas inseguridades? ¿Tienes otras? Venga, compartamos ese café…

4 Comentarios

  1. Me ha encantado!! Gracias por volvernos a conectar con nosotras mismas y dejar de querer ser lo que nos somos.

    Responder
  2. ¡Uf, pensaba que lo de enseñar las piernas era sólo cosa mía! ¿Qué es eso de enseñarlas? Parece que nunca llega el momento. 😉

    Responder
  3. Me ha encanto eres estupenda amiga gracias por compartir un cafe conmigo besos

    Responder
    • Raquel bonita, tú sí que eres estupenda; me has enseñado en muchas ocasiones el valor de la amistad. Contigo, un café y lo que quieras!!! Besos mil!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cómo convertir una patata en una joya

La patata del día anterior Digo yo, que habrás oído hablar algo de una patata del día anterior. ¿Te suena? Si no es así, te lo cuento: se dice, se sabe, se aconseja comer patatas cocidas el día anterior. Es bastante habitual y si lo has oído/leído seguramente será en...

5 pensamientos que debes evitar cuando “te pones a dieta”

Esto ya suena mal... Ponerse a dieta no mola. Conozco personas que siempre que las veo "están a dieta". Algunas, te lo prometo, incluso lo disfrutan. Es como si les gustara estar al día con las modas dietéticas de las famosas. Yo no le acabo de ver la gracia, la...

¿Síndrome premenstrual yo? ¡Nunca!

O cómo tener la regla sin que te enteres... Sí, esto de ser mujer, a veces es chungo. Visto objetivamente y así, desde arriba, parece que entre parir, sufrir retención de líquidos y menstruar cada 28 días, nos ha tocado la peor parte en la Evolución. Pero no, amiga,...

Todo lo que quieres saber sobre la dieta sin gluten

El gluten, ¿el malo de la película? Cuando las cosas se ponen feas, en cualquier ámbito, lo más fácil es buscar culpables. Responsabilizar a otros de los errores. Justificar tus cagadas con detalles que no están en tus manos. Con el gluten pasa algo así. Parece que...

Diabetes, la epidemia más dulce

Un mundo diabético Dime ¿cuántas personas conoces que padezcan Diabetes? Ésta, junto con la obesidad, es la epidemia del siglo XXI. Y es que ambas van cogidas de la mano, no por causa sino por consecuencia: a largo plazo, la dieta clásica para tratar la diabetes, con...

Todo sobre la dieta paleo

La mala fama No me gusta la palabra "dieta". Ni me gusta que me encasillen en un tipo de alimentación u otro. Pero la mala fama que tiene la Dieta Paleo me hace salir de mi zona de "yo no me meto" y ahora sí, tengo que "mojarme". Porque la Dieta Paleo es lo que más se...