¿Qué tendrá el chocolate….

…que tiene tantos fieles adictos?

Casi podríamos decir que el mundo se divide en dos grupos: los amantes de lo dulce, y los amantes de lo salado. O sea, que eres del grupo “chocolate” o del grupo “jamón”. Pero incluso yo, que confieso que soy más jamonera que dulzona, hay días, momentos o épocas que me pirro por un buen cacho de chocolate. Porque claro, cuando este apetece, no te conformas con un cuadradito ridículo no… ¡Quieres un cacho gordo de chocolate!

El chocolate incluso se asocia a ideas o connotaciones sexuales. Quizá por la fuerte influencia de la publicidad, fácilmente nos imaginamos un rostro de una mujer deseosa, con carnosos labios rojos, devorando sensualmente un cachito de este manjar. ¿Verdad? Parece ser, pues, que comer chocolate nos da placer.

Bueno, pues ni idea de eso. Lo que sí te voy a contar es …

¿Qué tiene el chocolate?

El cacao, su principal ingrediente (o este debería serlo) es un fruto muy antioxidante rico en minerales, vitaminas y fibra. Para más detalle, el cacao:

  • Tiene más antioxidantes que el té verde. Los antioxidantes, de los que te hablo muy a menudo, previenen el envejecimiento celular, protegen de las enfermedades cardiovasculares y del cáncer.
  • Rico en magnesio, nos ayuda a regular nuestro nivel de estrés.
  • Su calcio ayuda a fortalecer huesos y dientes. ¡Cuidado! Si este cacao lleva mucho azúcar… olvídate de este punto.
  • Contiene fibra y…
  • Triptófano, un aminoácido que interviene en la producción de serotonina. Lo que es lo mismo: te hace feliz.

El cacao, en general, está indicado como preventivo de muchas enfermedades y te recomiento muchísimo que lo incluyas en tu dieta habitual.

Seguro que a más de una le he alegrado el día pero… ¿Qué pasa con el chocolate? Fácilmente un ingrediente tan sano se puede convertir en un producto vendido de forma masiva y que atenta contra nuestra salud. Cacao sí, chocolate no. O sea, nada de chocolate blanco ni de chocolate con leche. ¿Que te gustan más? Claro, porque llevan mogollón de azúcar y grasas hidrogenas, creadas precisamente para que te gusten.

Yo, que no suelo ser fan del chocolate, aunque suelo tener en casa cacao puro para mis batidos y alguna receta, y tabletas de chocolate al 80% mínimo… acabo de descubrir el Raw Chocolate.

Raw Chocolate:

Chocolate “raw” o crudo, no se tuesta, sino que se muele en frío. De esta forma tanto sus nutrientes antioxidantes como su aroma y sabor se mantienen intactos.

Es ecológico y tiene un alto porcentaje en cacao, y el resto de ingredientes (azúcar de coco, lúcuma, vainilla) también son de producción ecológica.

He probado la tableta de cacao con almendra y baobab, y la barrita de chocolate crudo con nibs de cacao. Esta última es de un sabor intenso, muy aromática, que seguro te gustará si eres fan del chocolate negro. La primera, con almendra y baobab, es más suave y delicada. Cada mordisco te sorprende por su extraordinario sabor y sus crujientitos trocitos de almendra. Sin duda, ha sido mi preferida. Y bueno, el envoltorio de ambas es todo un arte y ya nos indica: “eat to happier”. Pues pienso, a ver, si es tan sano, me ayuda a no envejecer, me da un plus chín de energía y encima, está riquísimo y comerlo nos hará felices… ¿cómo no vamos a integrarlo en tu dieta habitual?

Cuéntame, ¿has probado el chocolate raw? ¿Qué tipo de chocolate tomas? Si te animas a probar estos, estaré encantada de leer tus comentarios.

3 Comentarios

  1. Hola!!! On és pot comprar aquest xocolata?
    Gràcies

    Responder
    • Hola Anna! En cualquier tienda especializada. Yo la consigo en Conasi; he puesto los enlaces a la tienda en los nombres de los chocolates de este mismo artículo ;).

      Responder
  2. Hola Marta
    no tenia ni idea de este chocolate raw, yo lo compro siempre ecologico y negro de mas del 70%, pero si este es más sano aún, lo probaré.
    En cuanto a lo que dices de que si te gusta el chocolate eres de dulce, no estoy de acuerdo, yo soy más de salado. A mi no me verás babear delante de una pastelería, ahora, si me verás contenerme ante una de esas tiendas de ultramarinos que vendan encurtidos, pepinillos, boquerones en vinagre, aceitunas, patatas fritas…😋😋 pero el chocolate negro, no sé por qué, pero me apetece puntualmente. Puedo tener una tableta en el frigo y que me dure meses, y otras veces, a lo mejor me pide el cuerpo un cuadradito en momentos puntuales. Debe ser el estrés…
    Gracias por el artículo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cómo convertir una patata en una joya

La patata del día anterior Digo yo, que habrás oído hablar algo de una patata del día anterior. ¿Te suena? Si no es así, te lo cuento: se dice, se sabe, se aconseja comer patatas cocidas el día anterior. Es bastante habitual y si lo has oído/leído seguramente será en...

leer más

Moussaka paleo

Una receta tradicional versionada Cuando era pequeña una de mis recetas favoritas era la moussaka. Mi madre solía hacérmela en verano bastante a menudo, quizá porque para algo que me gustaba, aprovechaba para que comiera (era una niña muy inapetente de pequeña) o...

leer más

¿Síndrome premenstrual yo? ¡Nunca!

O cómo tener la regla sin que te enteres... Sí, esto de ser mujer, a veces es chungo. Visto objetivamente y así, desde arriba, parece que entre parir, sufrir retención de líquidos y menstruar cada 28 días, nos ha tocado la peor parte en la Evolución. Pero no, amiga,...

leer más