Una receta tradicional versionada

Cuando era pequeña una de mis recetas favoritas era la moussaka. Mi madre solía hacérmela en verano bastante a menudo, quizá porque para algo que me gustaba, aprovechaba para que comiera (era una niña muy inapetente de pequeña) o quizá porque en esa época las verduras de temporada estaban sólo en su temporada. Berenjenas sólo había en verano.

Esto sí, la receta de mi madre llevaba bechamel y toneladas de queso gratinado. La receta que he versionado es sin gluten, sin lácteos y sigue estando absolutamente deliciosa.

Ingredientes:

  • Carne picada (otra versión incluye mitad carne picada mitad champiñones)
  • Berenjenas
  • Tomate triturado natural
  • Ajo
  • Perejil
  • AOVE
  • Sal marina sin refinar
  • Opcional: almendra molida

Preparación:

1- Pela las berenjenas y córtalas en láminas a lo largo. Deja en un escurridor con sal para que “suden” su amargura.

2- Mientras, prepara una bolognesa con la carne picada sazonada, los ajos y perejil picados y el tomate (reserva un poco para el final). Este punto va a ser el que te tienes que esmerar más: saltea unos champiñones para darle otro toque diferente, agrega también si deseas un poco de albahaca, etc. Tiene que quedar una bolognesa de aspecto espeso.

3- Monta en una bandeja de horno capas de berenjena alternando con capas de carne picada. Termina con una capa de berenjena y un poco de tomate triturado. Si lo deseas, espolvorea con almendra en polvo y gratina unos minutos en el horno.

Ahora sí, tenemos una receta de moussaka deliciosa, rica en proteína, fibra y calcio, apta para todos los públicos y en especial para los que siguen una dieta paleo o huyen de harinas, azúcares y lácteos.

Es una de las recetas de mi Menú semanal con Batch Cooking, en el que propuse preparar la bolognesa con antelación (y que puedes usar para otras recetas) y reservarla en la nevera. El día que te apetece mousaka, la tienes en un pimpam.

Cuéntame, ¿la has probado ya?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cómo convertir una patata en una joya

La patata del día anterior Digo yo, que habrás oído hablar algo de una patata del día anterior. ¿Te suena? Si no es así, te lo cuento: se dice, se sabe, se aconseja comer patatas cocidas el día anterior. Es bastante habitual y si lo has oído/leído seguramente será en...

leer más

Entre col y col, lechuga

Receta de un "trinxat" diferente Una de las cosas que más me gusta es versionar y customizar recetas. Darles mi huella. Y por eso te invito a menudo a que no hagas al pie de la letra las recetas que publico: pruébalas, y luego versiónalas según tus necesidades, los...

leer más

Cómo hacer chucrut casero

La magia de la fermentación Hace unos meses empecé un nuevo curso para actualizar mi formación: Nutrición Clínica Aplicada (nivel I y II). Quién me iba a decir a mí que sería tan suertuda de toparme con profesores tan increíbles. Bueno, no sé si conoces al Dr. Álvaro...

leer más