Sobre los usos culinarios del aceite de coco

Cuando hablamos de aceite o de grasas saludables estoy segura que enseguida te viene a la cabeza el aceite de oliva. Y es cierto, entre los tesoros de la Dieta Mediterránea está nuestro oro líquido. Pero, equivocarse es de sabios, y no estoy diciendo que el aceite de oliva no sea bueno, no; es maravilloso. Pero tal como expliqué en el post anterior, el concepto de “grasas” lo hemos observardo desde un prisma equivocado. Hay otras grasas buenas lejos del aceite de oliva.

Así que espero que hayas entendido y aceptado que las grasas son buenas, que hay muchos tipos diferentes, y que hay a aprender a aprovecharlas todas. ¡Vamos a ello! El aceite de coco en la cocina:

¿Por dónde empiezo?

Pues como siempre, por el principio. ;P Si tu intención es aprovechar las bondades del aceite de coco en tus experimentos culinarios, tienes que comprar un aceite de coco virgen obtenido a baja temperatura, y siempre, de producción ecológica. De esta forma te aseguras que contiene todos sus antioxidantes (¿recuerdas los compuestos fenólicos que te explicaba en el capítulo I?) y su estructura molecular no está alterada.

En el proceso de elaboración del aceite de coco refinado se han utilizado disolventes, blanqueantes y desodorizantes que intoxican y son nocivos para tu salud. Así que, compra aceite de coco virgen ecológico.

Aunque te lo puedes encontrar en bote de plástico e incluso tetrabrick, yo prefiero simpre en tarro de cristal, pues es el material más inocuo y que mejor protege esta grasa. Como suelo guardarlo en la nevera, el formato cristal es también el que me es más cómodo. -“Eh, perdón, ¿has dicho que lo guardas en la nevera?” Sí, has oído bien. El aceite de coco, de hecho lo puedes guardar fuera de la nevera la mayor parte del año, puesto que por debajo de los 25º C está en estado sólido, y sólo en verano te lo encontrarás líquido. En ese momento, en los meses de calor, es cuando se recomienda guardar en nevera. Pero como yo soy muy despistada y para no liarme, lo guardo siempre en el frigorífico.

Aceites de coco que suelo utilizar.

Aceites de coco que suelo utilizar.

Manos a la obra: recetas básicas

El aceite de coco, al ser una grasa y, por lo tanto, un ingrediente con el que cocinar, puede aparecer en mil ciento ochenta y cuatro recetas. Así que lo que voy a hacer es explicarte, según sus propiedades, en qué tipo de recetas deberías utilizarlo.

Al ser más termorresistente que el aceite de oliva, es perfecto para cocinar a altas temperaturas. Por ejemplo, para hacer salteados, o woks, es el aceite que suelo utilizar.

En estado sólido se asemeja a una mantequilla. Añádela a tus recetas de postres y bizcochos, substituyendo a la mantequilla, y verás qué esponjosidad y qué sabor da a tus recetas.

Para desayunar, batido:

Este es uno de mis desayunos preferidos en esos días en los que, por mucho que madrugue, los minutos del reloj van encogiendo y encogiendo y sólo me queda tiempo para … Bueno, sabes a qué días me refiero, ¿verdad? En fin, que aunque no soy amante de los batidos porque a mi me gusta masticar, sentarme, y desayunar tranquilamente, con este batido te saciarás, te alimentarás bien, y como lleva fibra, proteína y grasa (que no, que te lo vuelvo a repetir, que la grasa no es mala ni engorda), aguantas perfectamente hasta la hora de comer.batidococo

Necesitarás:

-1 plátano

-1 taza de fresas o frambuesas

-1 puñado de anacardos o nueces

-1 c.p. de aceite de coco

-una pizca de canela

-agua.

Es tan fácil como meterlo todo en la batidora, y listo. ¿Te gusta?

Barritas energéticas

¿Que no sabes qué picar entre horas, o qué merienda dar a tus hijos? ¿Ya no sabes que ponerle en sus bocadillos del cole? Prueba estas barritas y no querrá nada más.

Necesitarás:

-1 c.s. aceite de coco, deshecho al baño María

-1 puñado de almedras o nueces puestas en remojo como mínimo 4 horas.

-3 dátiles sin hueso, puestos en remojo para reblandecerlos

-coco rallado

Igual de fácil que el batido: colocas todos los ingredientes excepto el coco rallado en el procesador de alimentos o batidora y mezclamos. Con la pasta obtenida hacemos bolitas con las manos o rectángulos (podemos ayudarnos de un rodillo como los de hacer pizza y luego cortamos en forma de barritas). Rebozamos con el coco rallado y guardamos en la nevera una media hora para que solidifiquen las grasas y tenga una consistencia más resistente.

Wok tricolor

Mi forma preferida de comer verdura.

Ingredientes:

Wok

Wok

-1 cebolla cortada a medias lunas

-1 zanahora cortada a medias rodajas

-1 brócoli separando las florecitas

-3 c.s. aceite de coco

-1 c.s. tamari diluída en 2 c.s. de agua

-1 c.s. sésamo

Encendemos el wok o sartén a fuego fuerte con el aceite de coco. Echamos primero la cebolla y luego la zanahoria y el brócoli hasta que cambien de color (no marrones, sinó de colores vivos). Apagamos el fuego y regamos con el tamari, mezclando bien. Servimos con el sésamo tostado.

En fin, recetas con aceite de coco hay millones. Te aconsejo que te compres un buen aceite de coco y te atrevas a crear con él. El concepto básico que he intentado que aprendas: sustituye la mantequilla en tus postres, y en las cocciones fuertes al aceite. Y si no estás segura, piensa que la mejor lección es la que se rige por la ley del ensayo y error… Aunque si quieres preguntarme ¡estaré encantada de poder ayudarte!

¿Tienes dudas? ¿Quieres compartir alguna idea? ¿Sueles utilizar el aceite de coco en tu cocina? ¡Compártelo en comentarios!

Y la semana que viene, mi post preferido: los usos alternativos con el aceite de coco.

 

2 Comentarios

  1. Ñam, ñam… que bueno todo! En las barritas energéticas, ¿se puede sustituir los dátiles por pasas o ciruelas?

    Responder
    • Claro Imma! Puedes sustituir por cualquier alimento similar; quizá los dátiles son más dulces y eso lo tendrás que tener en cuenta para el resto de la receta. Como sé que eres muy cocinitas, te animo a que las pruebes y nos cuentes tu versión. ¡Abrazos!

      Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Monográfico ACEITE DE COCO III - Marta Mato - […] ya estamos en la última parte del Monográfico sobre el aceite de coco (Aceite de coco I, Aceite de…
  2. ¡Al rico coco! - Marta Mato - […] cocina, sino también en el baño. Tanto, que he hecho varios posts sobre el mismo (Monográfico I, II, III)…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi Newsletter

Suscríbete a mi Newsletter

Cada martes recibirás en tu correo fichas de mis recetas exclusivas para suscritos, artículos, descuentos... ¡y mucho más!

Te has suscrito correctamente