El Top 5 del último año

Me gusta escribir. Incluso hace unos meses intenté dejarlo… como quien deja un vicio que sabe que le es malo, porque estaba hiper-estresada… pero lo eché tanto de menos, que volví. Escribir cada semana un artículo para tí, lejos de parecer una obligación, me supone un gesto de amor y de buena voluntad. Quiero explicarte cosas, quiero “iluminarte” con mis consejos, y aunque no domino para nada el arte del copywriting, me gusta.

Ojalá aprendieras algo de mis artículos. Y ojalá te hicieran pasar, además, un buen rato de lectura amena.

A veces, por mucho que me lo haya currado, por muy buena idea que me pareciera el tema, o por muy inspirada que esté, algún artículo que me parecía “lo más”, ha pasado por este blog sin pena ni gloria. Y a veces, alguno de estos ¡ha sido leído por cientos de personas!

Para empezar este 2018 te dejo los 5 artículos más leídos este año. Algunos, incluso escritos en 2016, pero no olvidados y releídos por ti estos últimos 12 meses.

“Venga, dílo: ¿Qué tiene de arte el ir de vientre? Pues mira, creo que entre que media humanidad va estreñida, o va demasiado, o tiene gases, o no va… Y entre todo lo que se está avanzando en cuanto a los descubrimientos sobre la parte de tu aparato digestivo que llega a su fin… la verdad, casi casi que ir de vientre se convierte en todo un arte. ¡Cucha!, que no todo el mundo sabe ir y sabe hacerlo bien, ¿a que no?”

El artículo más escatológico del año… ¡fue el más leído! Si te lo perdiste, léetelo ya.

“Vamos a hablar en plata: la nutrición oficialista, desde los años 50, se ha dedicado a difundir un concepto de alimentación saludable que no encaja en nuestra genética evolutiva. Sobre todo, en el campo de la nutrición deportiva. Conceptos como carga de carbohidratos, plataco de espaguetis o de arroz, superbatidos proteicos o chupitos de glucosa se me vienen a la cabeza cuando hablamos de nutrición deportiva popular. ¿A ti no? ¡Cuánto mito hay pululando sobre este campo!”

Para los más “puestos” en el deporte, este fue el preferido.

“Tengo alma inquieta. En lo personal y en lo profesional. Ya te conté (en más de una ocasión) mi postura acerca de las dietasy mi intención de ayudarte a mejorar tu estilo de vida. Ese es en realidad mi leitmotiv. ¡Revoluciónate! Quiero echarte un cable y mi postura es más tozuda que una mula. Así que, dicho esto, creo que no te va a sorprender lo que te vengo a contar.”

La lógica de este éxitazo viene por el lanzamiento que hice… ¡menudo currazo! Léetelo ya o únete al súper grupo de Facebook que hicimos.

“Esta semana hay post extra. Pero sé que entenderás que la ocasión se lo merece: ¡mi libro está a punto de salir! Si te digo que estoy emocionada, me quedo muy corta. Y no dejo de pensar, que ya que me he liado la manta a la cabeza, vamos a hacerlo inolvidable. ¿No crees?”

¡El lanzamiento de mi libro! Le dediqué un reto chulísimo que me llevó a conocer una cantidad enorme de personas bonitas. Fíjate.

“Dime si es tu caso, o si conoces a alguna amiga, prima o vecina, que le ocurra esto: Desde que tienes uso de razón has ido de dieta en dieta como si del juego de la oca se tratara. Has probado de todo, batidos, detox, y dietas con nombres de lo más variopintos. En el restaurante siempre te pides ensalada y, a lo sumo, algo de plancha de segundo. Y no adelgazas ni a tiros.”

El problema nº 1 de esta sociedad de la opulencia, el consumismo y en un entorno absolutamente obesogénico. No tiene desperdicio. (Por cierto, sobre este tema tan concurrido, voy a lanzar un taller offline y online que no te puedes perder).

Y ahora ya, con el resumen del año hecho, damos por inaugurada la nueva temporada de artículos del blog. Estoy calentando motores para lucirme en mis artículos este año (es uno de mis propósitos del 2018). Así que…

 

…dime, entre las 3 categorías: deporte, emociones y alimentación (tanto nutrición como recetas), ¿cuál te gusta más?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cómo convertir una patata en una joya

La patata del día anterior Digo yo, que habrás oído hablar algo de una patata del día anterior. ¿Te suena? Si no es así, te lo cuento: se dice, se sabe, se aconseja comer patatas cocidas el día anterior. Es bastante habitual y si lo has oído/leído seguramente será en...

leer más

Moussaka paleo

Una receta tradicional versionada Cuando era pequeña una de mis recetas favoritas era la moussaka. Mi madre solía hacérmela en verano bastante a menudo, quizá porque para algo que me gustaba, aprovechaba para que comiera (era una niña muy inapetente de pequeña) o...

leer más

¿Síndrome premenstrual yo? ¡Nunca!

O cómo tener la regla sin que te enteres... Sí, esto de ser mujer, a veces es chungo. Visto objetivamente y así, desde arriba, parece que entre parir, sufrir retención de líquidos y menstruar cada 28 días, nos ha tocado la peor parte en la Evolución. Pero no, amiga,...

leer más