He pecado. A menudo. Y te digo más: tú, también deberías pecar, de vez en cuando. A ver, que hablo de comida eh?!… Yo como desde que tengo uso de razón, lo que algunos llaman “muy saludable”. Es que me gusta, me encanta, me chifla cuidarme. Realmente disfruto con un mega-zumo verde, una enorme ensalada o un menú estupendamente cocinado con curiosidades vegetales. Pero a veces, he pecado. Ojalá cuando quedo con mis amigas celebremos en sitios tan chulísimos como el Flax & Kale, o el Bindu. De hecho hace un par de semanas descubrí con mis amigas emprendedoras (¡os quiero, genias!) un brunch que me encantó, el Somewhere Café. Así da gusto pecar, claro, porque además de buenísimo es todo saludable… Pero vamos, que si quedamos en una pizzería, no voy a pedirme una ensalada y un agua, ¿vale? A veces, una, tiene que pecar.

Hoy te escribo todo esto algo raro, porque es algo que observo habitualmente entre mis clientes, ¡o incluso amigas y familiares! La rigidez cuando estamos a dieta. Cuando sigues un estilo de vida, o unos hábitos determinados, quizá te son un problema para quedar con tus amigas, celebrar con tu familia o, simplemente, disfrutar. Y disfrutar de la vida es importante. ¿Para qué, si no, vamos a estar por aquí? Pues te lo digo yo: para disfrutar y ser felices.

Te lo cuento en el audio en más detalle. Pero te lo avanzo un poquitín: de vez en cuando, ¡desmelénate, mujer!

A menos que estés en un período detox o en medio de un tratamiento dietético con fecha de caducidad (persiguiendo un objetivo concreto), tu dieta, tus hábitos habituales, que te den frescura, vitalidad, energía… de vez en cuando tienen que ser rotos por un pecado. Sé flexible. Lo decía la semana pasada en un correo a algunos de mis clientes: SI ERES FLEXIBLE, TE MANTENDRÁS RECTO. Ser flexible en tu vida, y pecar de vez en cuando, te equilibra.

¿Cómo eres tú: estricta en tu dieta, o pecaminosa? ¡Cuéntame! Yo lo confieso: he pecado.

3 Comentarios

  1. imma

    ¡exquisita incorrección, la que nos propones! a mi me gusta pecar también. Es la sal de la vida 😉

    Responder
    • martamatodietista

      Claro que sí, Imma! La rigidez y la estrechez de miras no se llevan bien con la felicidad. Vamos a llevar un estilo de vida sano… y flexible ;).

      Responder
  2. Bárbara Barrios

    Que buen post Marta!! Yo vivo pecando jajaja, pero peco más es saltando comidas, que me pasa mucho que no desayuno y voy directo a la comida de almuerzo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo ser sirena y no morir en el intento

O cómo sobrevivir al cloro, sal y rayos solares Queda claro, por todos los comentarios que te he ido haciendo en las redes sociales, que me voy de vacaciones ya mismo. Es la primera vez que me voy tan pronto pero como el verano pasado pasó ante mis narices sin...
Leer más

Detox ¡Hola Verano!

Una semana para sacar la mejor versión de ti misma Si me conoces bien, ni que sea sólo un poco, sabrás que yo jamás de los jamases recomendaría ni estaría a favor de la odiosa "operación biquini". Jamás. Que cuando llegue verano nos volvamos tarumbas y pretendamos...
Leer más

¿Tomamos un café?

Vamos a charlar un rato Hay quien prefiere invitar a una cerveza en lugar de un café cuando lo que quiere es charlar un rato. Quedar. Yo, la verdad, es que ni cerveza ni café... aunque este último me lo puedo tomar con el fin de sociabilizarme en un bar. La mayoría de...
Leer más

La alergia de mi prima Vera

Cómo mantener a raya las alergias. Está claro que, por unanimidad, la Primavera es la estación preferida de muchos mortales. Yo me incluyo en el saco. Salen las florecillas, el campo se viste de colores, los pajarillos cantan... Pero para el resto de mortales,...
Leer más

Cómo seguir un estilo de vida saludable

"Vive sano, vive feliz. Hoja de ruta hacia tu bienestar" Dice mi madre que cuando se me mete una idea en la cabeza soy más pesada que una vaca en brazos. Y es que siempre le doy vueltas a las cosas, hago listas de los pros y los contras (si Charuca creó las...
Leer más

Emoción, alucine y gratitud

Este podría ser el título de una película dominguera, o quizá un coach-consejo para ser feliz. Pero no, simplemente se trata de cómo me siento yo. Ahora. Emoción, alucine y gratitud. No se me ocurre ningún otro título para este post que refleje mejor todo lo que te...
Leer más
Suscríbete a mi Newsletter

Suscríbete a mi Newsletter

Cada martes recibirás en tu correo fichas de mis recetas exclusivas para suscritos, artículos, descuentos... ¡y mucho más!

Te has suscrito correctamente