Ensalada de algas wakame

Ensalada de algas wakame

Comer verduras de mar

Esta receta va de algas. Y es de las buenas. No sólo por rica, sino por su interés nutricional. ¡Alto! que yo soy la primera que predica sobre el slow food, km 0 y comida de casa… No hay que buscar la solución a nuestros males en productos o alimentos que vienen del otro lado del universo. No. Nada más lejos de la realidad.

Pero es que las algas son maravillosas. Son las verduras que habitan en el mar. Y en nuestra Galicia ibérica las cultivan la mar de bien. Así que no te estoy presentando una receta rara, con productos japos raros, o alimentos macrobióticos super difíciles de cocinar. Te estoy presentando una ensalada, muy simple, con un sabor muy especial, y que es inmensamente rica en muchos oligoelementos.

Bueno, eso de “sabor especial” quizá te ha hecho poner los ojos como platos. Sí, a mí también me hubiese puesto en estado de alerta. Y es que, para qué te voy a engañar: si no estás acostumbrada a las algas, te va a sorprender. Pero… ¡eso no quiere decir que no te vaya a gustar!

Dale una oportunidad y me cuentas. Te diré que todo el grupo del detox ¡Hola Verano! la comimos el primer día. Y esta ensalada ya cuenta con nuevos fans.

Ingredientes:

  • 20 gr. de alga wakame hidratada
  • 1 pepino
  • 3 pepinillos en vinagre
  • 1 c.s. semillas de sésamo negro

Para el aliño:

  • 1 c.s. AOVE
  • 1 c.s. salsa de soja sin trigo ni azúcar
  • 1 c.s. sirope de ágave o miel
  • 2 c.s. vinagre de manzana
ensalada wakame 3

Procedimiento:

  1. Hidrata las algas en agua fría durante 10 minutos. Escurre y corta en tiras.
  2. Lava el pepino y córtalo a rodajas finas. Corta los pepinillos también a rodajitas.
  3. Mezcla los ingredientes de la vinagreta y pon a macerar una media hora todos los ingredientes juntos.
  4. Sirve espolvoreado de semillas de sésamo negro.

 

¿Fácil? No: facilísimo. Y sorprende que aún con su simpleza, nos aporte tantos nutrientes, sea diurética, depurativa y nos proteja de los radicales libres. El sésamo negro no se tendría que tostar para que pudiera conservar sus antioxidantes, ¡que son muchos! El alga wakame es un alga excepcionalmente rica en minerales y, por lo tanto, muy remineralizante. Sobre todo contiene calcio (igual que el sésamo), y ambos ofrecen un tándem perfecto para cuidar cabellos y uñas.

¿Te animas a probarla? Cuéntame, ¿no crees que es maravillosa?

 

Receta: caldo de huesos

Un súper caldo Esta es una de esas recetas que tengo siempre a mano. Prueba a integrarla en tu cocina porque realmente es mano de santo. Más que un caldo para cocinar (que también) es todo un señor elixir que nos regala muchísimas propiedades: Rico en gelatina y...

Cómo hacer el mejor batido post-entreno

El batido ideal después de practicar deporte El post-entreno puede ser la clave. Como cada mes de enero, los gimnasios se llenan de nuevos usuarios, los parques presumen de concienciados runners y en las carreteras abundan ciclistas novatos. La cosa es, que todos...

Halloween: un menú terroríficamente saludable

Pero haber, ¿puede existir un menú terrorífico, y a la vez que sea saludable? ¡Pues claro que sí! La verdad es que este es el primer año que estoy metida en este berengenal del Halloween... Solía ser más de panellets y castañas, por eso de la tradición. Pero oye, que...

El mejor yogur de coco del mundo

Receta mejorada... Ahí te lo dejo, sin pretensiones, el mejor yogur de coco del mundo. Porque de eso se trata en la vida, de mejorar. Y es que de verdad que no hay cosa más fácil en la cocina que hacerte tus propios yogures. Pero resulta que eso que tiene que ser la...
Video receta: pudin de algarroba

Video receta: pudin de algarroba

Pudin con efecto prebiótico

¿Recuerdas ese anuncio de yogures con envases verdes, que ponían una sonrisa a tu barriga? Sí ¿verdad? Ese anuncio te vende que como sus yogures contienen muchos probióticos (los bichillos amigos que enriquecen tu flora intestinal), tu barriguita estará feliz. Dejando la calidad de esos yogures a parte (hay temas que a primera hora de la mañana de un domingo, escribiendo este post y sin desayunar, es mejor no tocar) sí es cierto que los alimentos con efecto PRObiótico tienen un papel muy importante en la salud de tu intestino. Pero, yo creo que se los ha revalorizado demasiado. Quizá, como ha ocurrido en otras muchas ocasiones, aprovechando filón para vender más. El efecto PREbiótico de este pudin es mucho más interesante. Te cuento por qué:

La clave está en el intestino

Queda claro que para tratar cualquier alergia debes prestar especial atención a la salud de tu intestino. Eso quiere decir que disfrute de una rica y poblada microbiota. Haciendo una analogía casi absurda, un intestino sano se asemejaría a un paisaje tal como el Amazonas, con abundancia y variedad de vegetales y animales. Un intestino enfermo, por ejemplo tras la toma de antibióticos, tras una grastroenteritis, o con permeabilidad intestinal como ante una persona alérgica, sería como un desierto o… más bien, como la desoladora imagen de un bosque quemado. ¿Sí?

Vale, pues no sólo es importante repoblarlo con probióticos… ¡Estos tienen que alimentarse! Y lo hacen mediante fibra fermentable. O sea, prebióticos. Son 2 conceptos importantes que tienes que distinguir. Lo bueno es que esa fibra fermentable, no es ni mucho menos la que nos venden con los cereales ricos en fibra, ni las galletitas para ir al baño ni nada de eso.

El efecto prebiótico lo podemos encontrar en las alcachofas, las patatas hervidas, la manzana, el plátano, las semillas y un largo etcétera.

La receta

La de hoy es una receta muy versátil y que te aportará muchísima fibra fermentable. Este pudin tiene un gran efecto prebiótico gracias a:

  • la harina de algarroba
  • el coco
  • las semillas de chía

Puedes servirlo tal cual si te gusta el sabor fuerte de la algarroba. Aunque en ese caso te recomiendo que le añadas una cucharada de azúcar de coco, por ejemplo. Yo suelo servir el pudin de algarroba con yogur de cabra o yogur de coco, y trocitos de fruta variada.

¿Lo pruebas?

Te recomiendo que lo incorpores a tu dieta para enriquecerla y cuidar tu intestino. Verás que así sí, tu barriguita tendrá una bonita sonrisa… En casa es un desayuno de los típicos, o bien una recurrida merienda, y así andamos, de contentos.

Cuéntame cuando lo pruebes: ¿te gusta sólo? ¿cómo lo sirves?

Todo sobre la dieta paleo

La mala fama No me gusta la palabra "dieta". Ni me gusta que me encasillen en un tipo de alimentación u otro. Pero la mala fama que tiene la Dieta Paleo me hace salir de mi zona de "yo no me meto" y ahora sí, tengo que "mojarme". Porque la Dieta Paleo es lo que más se...

Cómo organizar tus menús y no perder tiempo cocinando

Del caos al orden Llámame mente cuadrada, aburrida o poco impulsiva, pero el orden y la organización han sido siempre una fuente de energía para mí. Y lo he recomendado siempre, en temas de alimentación y salud: la improvisación y la desorganización te llevan a comer...

5 mitos nutricionales que te enferman

O te engordan, o te hacen ir mal... Alguna vez ya te he contado que en algunas cosas, la hemos cagado. Con tanto nutricionismo y tanta estrechez de miras, hemos sentenciado y llegado a conclusiones erróneas. Lo peor, es que estas conclusiones y mitos, están tan...

Cómo leer el etiquetado nutricional…

...sin caer en sus trampas. Porque de hecho, la mayoría no son más que trampas. Este artículo hace mucho tiempo que estaba entre bastidores... Y es que sé que es algo que me preguntas a menudo, que crees que necesitas saber, pero al final, en mis conclusiones,...

Receta: caldo de huesos

Un súper caldo Esta es una de esas recetas que tengo siempre a mano. Prueba a integrarla en tu cocina porque realmente es mano de santo. Más que un caldo para cocinar (que también) es todo un señor elixir que nos regala muchísimas propiedades: Rico en gelatina y...

¿Caos en la cocina? Apúntate al Batch Cooking

El caos Esta es la historia de dos amigas del alma, Ana y Rocío, que descubrieron juntas el Batch Cooking. Las dos compartían muchos gustos, aventuras y... su gran preocupación: su caos en la cocina. Eran listas, inteligentes y les gustaba cuidarse. Fíjate tú, que una...
¡Al rico coco!

¡Al rico coco!

Todo lo que necesitas saber sobre el aceite de coco

Y es que esta grasa aromática que me transporta a las playas más bucólicas y soñadas desde la ajetreada realidad de mi cocina es, desde tiempos remotos, uno de mi básicos. No sólo en la cocina, sino también en el baño. Tanto, que he hecho varios posts sobre el mismo (Monográfico I, II, III) e incluso me gravé en mi faceta menos tímida y más payasa mostrándote cómo hacer el oil pulling. Hoy regreso con este tesoro tropical para contarte, y casi cantarte, todo lo que necesitas saber sobre el aceite de coco. Digo “cantarte” porque como sé que te gusta oírme y te es mucho más práctico que leerme, te lo cuento así en formato audio. Ale, dale al play y escucha ¡al rico coco!

Todo lo que necesitas saber sobre el aceite de coco

by Marta Mató

Te lo digo en varios posts, te lo recomiendo en mi consulta, en mi libro “Vive sano, vive feliz” e incluso en varias ocasiones de mi Instagram. Si soy tan pesada con él… créeme: necesitas poner aceite de coco en tu vida.

Cuéntame, ¿dónde lo utilizas? ¿Lo cocinas? ¿Qué usos te han gustado más?

No sufras estreñimiento nunca más

El mal de todos los tiempos Te lo prometo, que de entre todas las conversaciones sobre alimentación y salud que tengo con mis clientes, amigos, seguidores, conocidos y un largo etcétera, el tema del estreñimiento aparece en un 80% de los casos. Estoy segurísima que o...

Cómo organizar tus menús y no perder tiempo cocinando

Del caos al orden Llámame mente cuadrada, aburrida o poco impulsiva, pero el orden y la organización han sido siempre una fuente de energía para mí. Y lo he recomendado siempre, en temas de alimentación y salud: la improvisación y la desorganización te llevan a comer...

5 mitos nutricionales que te enferman

O te engordan, o te hacen ir mal... Alguna vez ya te he contado que en algunas cosas, la hemos cagado. Con tanto nutricionismo y tanta estrechez de miras, hemos sentenciado y llegado a conclusiones erróneas. Lo peor, es que estas conclusiones y mitos, están tan...

Cómo leer el etiquetado nutricional…

...sin caer en sus trampas. Porque de hecho, la mayoría no son más que trampas. Este artículo hace mucho tiempo que estaba entre bastidores... Y es que sé que es algo que me preguntas a menudo, que crees que necesitas saber, pero al final, en mis conclusiones,...
Come más vegetales

Come más vegetales

Esto de poner títulos lo llevo fatal. Quería buscar un título para este artículo que llamara la atención, que invitara a leer, etc. Pero no. No me sale. Así que ahí va mi lección de hoy. Lo puedo decir más alto pero no más claro: Come más vegetales.

Y es que esto es lo más importante que saco de todos los años que llevo en el campo de la nutrición. Fíjate que, entre todas las corrientes dietéticas que hay (las que hay con evidencia científica, digo, no las modas y las locuras de gurús televisivos), hay algo en lo que siempre están de acuerdo: come más vegetales. Da igual que te tire una alimentación paleo, o que quieras ser vegetariano, o que te inspires con la macrobiótica… Todas ellas coinciden en cómo se beneficia tu salud cuando aumentas el consumo de vegetales.

Hace una semana y algo lancé un concurso para motivarte a consumir verduras en diferentes presentaciones. Lo llamé el Green Power y tienes toda la información aquí (con tus ideas locas veggie puedes ganar, además, un descuento en uno de mis servicios y mi libro digital “Detoxifícate”, lleno de recetas vegetales).

Voy a darte un empujón con mis ideas verdes. A ver qué te parece:

Zumos: en tus zumos verdes, ya sabes, con tres verduras por una fruta (aquí expliqué cómo hacer un zumo verde perfecto). Una forma facilísima de ingerir más verde.

Batidos: lo mismo. Añade hojas de col a tu batido, por ejemplo, y además de antioxidantes y micronutrientes ingerirás más fibra.

Tortillas: me encantan las tortillas entre otras cosas por su versatilidad. ¡Hazlas de lo que se te ocurra! Espárragos, ajetes, kale, escalibada…

Revuelto: lo mismo. Imagina un revuelto esponjoso y jugoso de setas y puerro…mmm…

Ensaladas: inventa ensaladas diferentes cada día. Si te falta práctica, ves anotándolas en una libretita, porque tenemos tendencia a hacer siempre la misma: abrir la nevera, a ver qué le pongo, y acabar haciéndola siempre igual. No, piensa qué ensalada quieres y hazla tal cual. Ensalada de tomate y aguacate, espaguetis de calabacín, kale love salad, gazpachos…

Horno: las verduras al horno son una delicia. Alcachofas al horno, escalibada, calabacín gratinado…

Pochar: una guarnición muy recurrida en mi casa es la cebolla pochada. Le da ese calor y toque dulce y suave a los platos fuertes que alimenta no solo el cuerpo sino también mi alma. Ahí déjame hacerte un inciso: si tras comer tienes ansia de dulce, prueba de hacer más dulce tu menú, cocinando con cariño, y añadiendo dulzor a tus platos, tal como la cebolla pochada, o fruta en la ensalada, pasas en los arroces, etc.

 

vegetales

Patés: nada es más fácil que hacerte tus propios patés vegetales. ¿Mi preferido? El de alcachofa. Hierve corazones de alcachofa, escurre y tritura con aceite, sal y pimienta. Listo. Pero puedes hacer de pimiento rojo, de calabacín, de berenjena, etc. Es una forma fácil de vegetalizar tus bocadillos o de servirlos en tu aperitivo.

Empanadas y pizzas: ¿quién dice que una pizza no puede ser saludable? Con espinacas, puerro, brócoli, champiñones…

Quiche y otras masas: cualquier masa de hojaldre o quebrada puedes sanearla con tonos verdes, rojos y amarillos.

Woks: una de las formas que más me gusta de comer verdura es cortada a bastoncitos y saltearla en aceite de coco en un wok. Queda crujiente, sabrosa y absolutamente apetecible.

Estofados: en meses fríos, nada como un buen estofado. Aprovecha para hacerlo con una buena base de sofrito con mucho vegetal, y trozos de calabaza, calabacín, guisantes….

Cremas: fácil y sin complicaciones. ¿Mis preferidas? De shitake, de cebolla, de champiñones, de calabaza y manzana, y de calabacín. Bueno, ¡y muchas más!

Rebozadas: es el tipo de cocción menos recomendable, pero de vez en cuando, gusta. En casa les chifan los libritos de berenjena: cortas las berenjenas con una mandolina y pones en sal, para que llore un rato. Montas un librito de 2 berenjenas y un trocito de queso en el interior, rebozas con huevo y pan rallado y fríes. Repito, rebozado y frito para nada es recomendable, pero es una forma de comer verdura a tener en cuenta cuando otras opciones no gustan.

Deshidratadas / chips: ya sea en horno convencional (aquí te mostré cómo hacer chips de kale) como en una deshidratadora, las hortalizas, frutas y verduras deshidratadas suponen no sólo un snack muy saludable sino un toque especial en una ensalada, para coronar un plato de arroz o cereales, o como picatostes originales en una crema.

Ahora ya no tienes excusa porque, como ves, hay muchísimas opciones para incluir vegetales a lo largo del día. Prueba, testea, inventa, y participa en el concurso Green Power: ganarás salud, me ayudarás a que otras personas coman más verde, y vamos a disfrutar del poder, de la energía y de la vitalidad que nos aportan nuestros platos verdes. Espero que, aunque haya puesto un título espantoso a este artículo, haya conseguido llamar tu atención para que lo leas y tengas unas cuantas ideas y ganas de aumentar tu ingesta de vegetales: ¡come más vegetales!

Dime, ¿alguna idea te ha sorprendido? Si tienes alguna más en mente, compártela en comentarios. ¡A por tu Green Power!

Todo sobre la dieta paleo

La mala fama No me gusta la palabra "dieta". Ni me gusta que me encasillen en un tipo de alimentación u otro. Pero la mala fama que tiene la Dieta Paleo me hace salir de mi zona de "yo no me meto" y ahora sí, tengo que "mojarme". Porque la Dieta Paleo es lo que más se...

Cómo organizar tus menús y no perder tiempo cocinando

Del caos al orden Llámame mente cuadrada, aburrida o poco impulsiva, pero el orden y la organización han sido siempre una fuente de energía para mí. Y lo he recomendado siempre, en temas de alimentación y salud: la improvisación y la desorganización te llevan a comer...

5 mitos nutricionales que te enferman

O te engordan, o te hacen ir mal... Alguna vez ya te he contado que en algunas cosas, la hemos cagado. Con tanto nutricionismo y tanta estrechez de miras, hemos sentenciado y llegado a conclusiones erróneas. Lo peor, es que estas conclusiones y mitos, están tan...

Cómo leer el etiquetado nutricional…

...sin caer en sus trampas. Porque de hecho, la mayoría no son más que trampas. Este artículo hace mucho tiempo que estaba entre bastidores... Y es que sé que es algo que me preguntas a menudo, que crees que necesitas saber, pero al final, en mis conclusiones,...

¿Caos en la cocina? Apúntate al Batch Cooking

El caos Esta es la historia de dos amigas del alma, Ana y Rocío, que descubrieron juntas el Batch Cooking. Las dos compartían muchos gustos, aventuras y... su gran preocupación: su caos en la cocina. Eran listas, inteligentes y les gustaba cuidarse. Fíjate tú, que una...

Cupido y el sexo

O cómo cuidar tu sexualidad Como cada año entre máscaras y disfraces llega nuestro angelito preferido: rechonchete, con ricitos, un poco lelo y con su arco y sus flechas. ¡Ay... las flechas del amor...! La verdad es que este artículo está muy lejos de darte una receta...
Video receta: chips de kale

Video receta: chips de kale

A menudo las cosas simples nos roban el corazón. En la cocina igual: lo mismo te conquisto con una elaboración compleja, con ingredientes exóticos y horas de cocción… como con una idea bien sencilla y aun así, exquisita. Así sucede con las chips de kale. Un ingrediente, cuatro condimentos y 10 minutos es lo que tardas en conseguir el crec-crec sabrosón en tu boca.

No me voy a alargar explicándote de nuevo las propiedades y usos de la col kale, primero, porque ya te las expliqué en la video receta de Kale Love, y segundo, porque en este vídeo te lo cuento in person. Estreno formato vídeo, con nueva intro, y mi persona dando la cara a modo de presentación. ¿Que me he enrollado? Pues sí, lo sé… ¡¿Qué esperabas?! Dame un motivo para hablar, ¡y no callaré! El próximo vídeo prometo intentar acortar la presentación. Pero es que lo que te cuento es tan interesante…jeje.

Y sin más preámbulos, dale al play y aprende a hacer unas chips de kale en un horno convencional. Que sí, que lo ideal sería hacerlas en deshidratador… pero a falta de pan, buenas son tortas, que decía uno. Una explosión de textura, sabor y nutrición en tu boca. Genial aporte de calcio, hierro y antioxidantes para un aperitivo, entrante, guarnición o snack ideal para niños, mujeres, en situaciones detox… ¡y para todo el mundo!

Estas chips de kale las puedes condimentarlas a tu gusto. Yo he escogido cúrcuma y pimienta, pero otras veces las hago al toque de orégano, albahaca, pimentón ahumado, jengibre…

Prueba tus chips de kale, condimenta a tu gusto, y cuéntame la experiencia. Y lo dicho, a veces lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Todo sobre la dieta paleo

La mala fama No me gusta la palabra "dieta". Ni me gusta que me encasillen en un tipo de alimentación u otro. Pero la mala fama que tiene la Dieta Paleo me hace salir de mi zona de "yo no me meto" y ahora sí, tengo que "mojarme". Porque la Dieta Paleo es lo que más se...

Cómo organizar tus menús y no perder tiempo cocinando

Del caos al orden Llámame mente cuadrada, aburrida o poco impulsiva, pero el orden y la organización han sido siempre una fuente de energía para mí. Y lo he recomendado siempre, en temas de alimentación y salud: la improvisación y la desorganización te llevan a comer...

5 mitos nutricionales que te enferman

O te engordan, o te hacen ir mal... Alguna vez ya te he contado que en algunas cosas, la hemos cagado. Con tanto nutricionismo y tanta estrechez de miras, hemos sentenciado y llegado a conclusiones erróneas. Lo peor, es que estas conclusiones y mitos, están tan...

Cómo leer el etiquetado nutricional…

...sin caer en sus trampas. Porque de hecho, la mayoría no son más que trampas. Este artículo hace mucho tiempo que estaba entre bastidores... Y es que sé que es algo que me preguntas a menudo, que crees que necesitas saber, pero al final, en mis conclusiones,...

Receta: caldo de huesos

Un súper caldo Esta es una de esas recetas que tengo siempre a mano. Prueba a integrarla en tu cocina porque realmente es mano de santo. Más que un caldo para cocinar (que también) es todo un señor elixir que nos regala muchísimas propiedades: Rico en gelatina y...

¿Caos en la cocina? Apúntate al Batch Cooking

El caos Esta es la historia de dos amigas del alma, Ana y Rocío, que descubrieron juntas el Batch Cooking. Las dos compartían muchos gustos, aventuras y... su gran preocupación: su caos en la cocina. Eran listas, inteligentes y les gustaba cuidarse. Fíjate tú, que una...
Todo sobre los germinados: qué, cómo y cuándo

Todo sobre los germinados: qué, cómo y cuándo

Me impresiono sumamente ante todo lo que nos brinda la Naturaleza. Estamos rodeados de pequeños milagros y realmente no nos damos cuenta. ¿No es un milagro maravilloso que de una minúscula semillita pueda brotar una planta? Cada vez que germino semillas, no puedo evitar pensar en los milagros de la vida. Llámame romántica o ñoña… pero me impresiona soberanamente el poder de la Naturaleza.

Y en esas estoy, brindándote la fórmula perfecta para que puedas disfrutar de uno de esos pequeños milagros: los germinados.

 

¿Qué son los germinados?

Son semillas que iniciaron el proceso de creación de una nueva planta. Se consideran alimentos vivos, crudos, y por lo tanto, de gran poder vital. Añadir germinados a tu dieta hará que ingieras más nutrientes. Son ideales en un contexto detox y excelentes revitalizantes del aparato digestivo. Una ración de germinados te aporta una gran dosis de proteína vegetal, enzimas digestivas, oligoelementos, vitaminas y minerales.

Escúchame, conviene que añadas este súper alimento a tu dieta. ¡Es una excelente manera de obtener más vitalidad y cuidar tu aparato digestivo!

Mi método (hasta el momento)

Hace años que consumimos en casa semillas germinadas, aunque de hecho, nunca he tenido germinador. Me acostumbré a germinar “a mano”, con un tarro de cristal, un bol, una gasa y una goma elástica. Se trata de dejar las semillas en remojo unas horas. Escurrir y tapar con la gasa. Dejar reposando las semillas húmedas colocando el tarro hacia abajo y en diagonal. Cada día, remojar un par de veces y repetir la operación. En 3-4 días tienes tus semillas germinadas. No es difícil, para nada. Tan sólo requiere de constancia y cuidado.

Si tienes hijos en casa, germinar es algo bonito para compartir y hacer con ellos. Además de descubrir la “magia” de la Naturaleza, al “hacerlo ellos” es más probable que les guste luego comer esas pequeñas semillitas germinadas. ¡Y a ti te encantará que las coman por su gran poder nutricional!

Este gráfico ilustra “mi método”, que dibujó Imma Mestre para mi libro digital Detoxifícate. He rescatado la ilustración porque creo que es la forma más fácil de que entiendas cómo lo hago…

germinados

También puedes comprarte un germinador, que viene a ser lo mismo que mi método casero, pero en bonito. Es decir, un germinador suele ser un tarro de cristal que incluye un soporte para mantenerlo inclinado e invertido. En Conasi puedes encontrar una gran variedad de germinadores desde 12 €.

 

Las bolsitas Pep Up Life

Y ahora sí déjame que alucine contigo por el descubrimiento que hice hace unos días… De verdad que desde que descubrí estas bolsitas mi método ¡se ha ido con viento fresco!

Pep Up Life son unas bolsitas de almidón de maíz, de unos 60 gr de peso, con las semillas a germinar ya dentro de la bolsa cerrada. No necesitas germinador ni invento casero ninguno. Es tan fácil como dejar la bolsita en remojo toda la noche. Por la mañana, la escurres y la dejas en el bol vacío. Repites el paso de remojar y escurrir un par de veces al día… y en 2 días tienes tus semillas germinadas. Puedes encontrarlas en Conasi por unos 3€ la cajita (dentro van 4 bolsas), y hay 4 variedades de semillas: de alfalfa, de mungo, y 2 mix, todas ellas, ecológicas.

Desde luego que este para mí ha sido un grato descubrimiento y te invito a que lo pruebes:

1- Incluye germinados en tu dieta. Tu salud lo notará. Es una magnífica forma de enriquecer tu día a día con alimentos vitales y de gran poder nutricional

2- Si ya lo haces, prueba estas bolsitas… ¡te enamorarán! No hay forma más fácil de germinar. No sé si has comprado alguna vez germinados ya hechos: yo creo que son un fiasco. Ni saben igual, ni tienen la misma energía vital, pues llevan tiempo germinados dentro del plástico, ahogándose… ¡y siempre tengo que tirar unos pocos que se pudren!

germinados
germinados
germinados

¿Cómo como germinados?

Incluir germinados en tu alimentación es facilísimo porque ¡puedes tomarlos donde sea! Los pongas donde los pongas, enriquecerán un 200% ese plato: en ensaladas, en woks de cereales, en bocadillos (déjame recomendarte la combinación de hummus o hummus de aguacate con germinados de alfalfa), en zumos verdes, coronando hamburguesas, como toppings… ¡Donde se te ocurra!

Y para que te animes y te sea más fácil probar estas bolsitas milagrosas, te dejo mi cupón de Conasi… ¿Te he dicho ya que son un milagro super nutritivo?

germinados

Me encantará saber tu experiencia con los germinados. Si germinas, cómo lo haces. Si lo haces con tus hijos y si les gustan los germinados. Si no lo has hecho nunca y te animas a probar estas bolsitas…. ¡Cuéntame tu historia con los germinados y alucina con este milagro natural!

No sufras estreñimiento nunca más

El mal de todos los tiempos Te lo prometo, que de entre todas las conversaciones sobre alimentación y salud que tengo con mis clientes, amigos, seguidores, conocidos y un largo etcétera, el tema del estreñimiento aparece en un 80% de los casos. Estoy segurísima que o...

Todo sobre la dieta paleo

La mala fama No me gusta la palabra "dieta". Ni me gusta que me encasillen en un tipo de alimentación u otro. Pero la mala fama que tiene la Dieta Paleo me hace salir de mi zona de "yo no me meto" y ahora sí, tengo que "mojarme". Porque la Dieta Paleo es lo que más se...

Cómo organizar tus menús y no perder tiempo cocinando

Del caos al orden Llámame mente cuadrada, aburrida o poco impulsiva, pero el orden y la organización han sido siempre una fuente de energía para mí. Y lo he recomendado siempre, en temas de alimentación y salud: la improvisación y la desorganización te llevan a comer...

5 mitos nutricionales que te enferman

O te engordan, o te hacen ir mal... Alguna vez ya te he contado que en algunas cosas, la hemos cagado. Con tanto nutricionismo y tanta estrechez de miras, hemos sentenciado y llegado a conclusiones erróneas. Lo peor, es que estas conclusiones y mitos, están tan...

Cómo leer el etiquetado nutricional…

...sin caer en sus trampas. Porque de hecho, la mayoría no son más que trampas. Este artículo hace mucho tiempo que estaba entre bastidores... Y es que sé que es algo que me preguntas a menudo, que crees que necesitas saber, pero al final, en mis conclusiones,...